Editorialeditoral
Ella, el,las, los...
Políticaypoder
Desarrollosostenible
Saludyderechos
Educaciónpara[email protected]
Hábitatvivienda
Globaleconomía
Paralaacción
Derechoshumanos
Acercandopueblos
Conflictospaz
Enantena
Sociedadcivil
Sociedadelainformación
     
 
   
   
   

Por: García García, Juan Carmelo

Editorial Gloobal hoy nº 10 - 11

26 de Noviembre de 2007.
Instituto de Estudios Políticos para América Latina y África.


Hoy escribo, como responsable de IEPALA, bajo la forma de una reflexión abierta dirigida a cuantas personas "le entran" a la Revista y o bien escribiendo o bien leyendo o, tampoco mal, copiando y apropiándose del trabajo ajeno... lo reinventan y acomodan a sus propios espacios prolongando su vitalidad: A cuantas personas e instituciones amigas se sirvan o pretendamos servir por medio de la Revista.



Voy a atreverme a editorializar a vuela pluma o corazón abierto expresando mis dudas y los sentimientos encontrados que me produce saborear la riqueza del material que se ha recogido en este número doble, y comprobar a diario, en un presente terco que pretende existir devorándose a sí mismo, el aburrido ir a ninguna parte de una gran mayoría de gentes e inercias cansadas de vivir, ahítas de consumo y desperdicio, en esta sociedad que respira vulgaridad y no es capaz de pensar en o enfrentarse a los cambios hondos, después de haberse arriesgado a desdogmatizar todas las creencias...



Y lo hago, para que os situéis, a raíz de pasar vergüenza profunda ante el bochorno de la clausura de la reciente Cumbre Iberoamericana celebrada en Santiago que parecía ir tan bien con promesas y compromisos más o menos serios para afrontar algunos de los mil problemas que padecen los pueblos latinoamericanos empezando por el del Agua y la atención ante catástrofes que periódicamente asolan a las regiones más vulnerables, y recuperando la esperanza de que este viejo país, durante tantos siglos monarquizado, se decidiera a jugar un papel de larga duración ante/frente a una Europa que, al menos para algunos, podría llegar a cumplir funciones positivas y, de alguna manera alternativas, en y con los pueblos de Nuestra América -empezando por entenderla y valorarla en sí misma con todas sus contradicciones...-. Voy a intentar superar, por elevación, el anecdotario que está siendo propalado hasta el hastío por los medios de comunicación...



Mi primera reflexión ante el abigarrado universo de temas y opiniones -todas ellas interesantes- que se juntan en este número doble, es, por muy manido que parezca, sobre el tiempo presente, ese que al darse ya ha dejado de existir sustituido por otro presente volátil, mucho más si lo valoramos desde lo mucho que nos falta por conseguir y que en muchos corazones supuso el sueño y aspiración posible por el que se luchó... Es claro que aunque estamos envueltos en un tiempo cronológico que vivimos de diversa forma según nuestros espacio-tiempos vitales o subjetivos y psicológicos, dado el ámbito que nos reúne... estoy refiriéndome al presente del tiempo histórico por el que estamos atravesando y a las fuerzas dominantes que tratan de marcarle con mucha sangre y fuego y con un exceso exagerado de irracionalidad...;

Tan sólo como muestra y pidiendo perdón por dejarme llevar por los vientos que soplan en esta vieja y errática Europa, debo recoger el paso del tiempo rápido y sin horizonte de sentido de ciertos "sujetos públicos" que acotan la vida global que nos ha tocado vivir:



  • Por ejemplo las Naciones Unidas y, en especial, sus instituciones y órganos decisorios...; que no deciden o deciden para no solucionar...; Y siendo el máximo de autoridad humana parecen no creer en sí mismas y su responsabilidad, y dejan pasar problemas solucionables por mantener el procedimiento como un absoluto -por otra parte inútil, o que lo hacen inútil-.



  • El Sistema de Estados en sus juegos de intereses particulares casi siempre al margen de la cotidianidad de sus pueblos y gentes...; Estados que ni son capaces de superar sus Crisis internas ni de explicarse y explicar por donde podría caminar la condición humana que ellos, por oficio supuestamente, defiende o administran...; de nuevo la cuestión ¿A quién y para qué sirven...?.


(ambos temas nos obligan a pensar de nuevo o muy de viejo en lo político y La Política tal como vienen, y que aunque nos canse por el exceso de mediocridad y falta de sentido histórico son temas ineludibles que debemos serenar en nuestros análisis y pensamientos...; no demos por resuelto el tema, debemos seguir ahondando en la naturaleza de lo político y de La Política, a través del mejor y mayor análisis crítico del Poder y sus expresiones..., y pensando que es necesario cambiarlo).



Protagonista ineludible es el Poder Económico y Financiero a través de eso que aparece como "el Mercado" con letra grande y, más después de ver el comportamiento de ”las hipotecas basura” que de forma globalizada está repercutiendo desde el epicentro de los EEUU de Norteamérica ... y sus efectos en las economías personales y familiares..., amenazando las tendencias de crecimiento que ciertas regiones, como América latina, estaban teniendo

También es importante que repasemos la impronta sobre nuestro tiempo presente de eso que cabe dentro del mundo de lo religioso o de las religiones y su expresión oficial con las mil derivaciones que pululan por doquier...



Y en esos enmarcamientos nos importan las enormidades difíciles por las que atraviesan los esfuerzos de cuantos quisieran cambiar el mundo desde abajo y desde dentro y sólo encuentran imposibles que han de vencerse sin saber qué salida podremos encontrar:



  • El enfoque radical de la perspectiva de género y los cambios de las relaciones de poder...;



  • A la contra el empecinamiento de quienes han accedido y detentan el poder y sin saberlo poner al servicio de las sociedades, se enfrascan en dar vueltas imbéciles para justificar el modo de conservarlo aunque esté o quede vacío de significación... para el único soberano que existe que son los pueblos, ¡jamás los caudillos!.



  • El repliegue defensivo a lo más privado como refugio ante la inseguridad promovida por cuantos viven de ella...;



  • La violencia absolutamente absurda que no conduce a nada pero que se usa como talismán de la gran mediocridad sin causa y con infinidad de ruido, también vacío; todo ello adobado por ciertos medios de comunicación cuyos empresarios prosperan montados en el reino del sensacionalismo y la vulgaridad como mercancías que a diario nos llevamos a la boca...;



  • Tras la aprobación -después de 25 años- del Derecho de los Pueblos Indígenas, hacer para que sea no sólo reconocido sino cumplido así como los Derechos económicos sociales y culturales, de esas 10.000 identidades diferenciadas que se reconoce existen actualmente dentro del espacio de algo menos de 200 Estados nacionales reconocidos...


Lo que hace que debamos soportar la ineludible pregunta: ¿Es posible y para cuando poder creer en el Ser Humano y darle alas de Libertad por si llega a volar?...



No parece que haya llegado el tiempo histórico del renacimiento de la Esperanza, pero debemos luchar para que no aumente el desencanto. Cunde la impresión de que estamos consistiéndolo casi todo creyendo -aún a sabiendas de que no- que algo o alguien lejano y extraño nos sacará de este atolladero sinsentido en el que nos hemos o nos han metido poco a poco;



Y el caso es que abundan, como nunca, los análisis lúcidos sobre los grandes problemas, las denuncias vivas ante el sinfín de aberraciones, el reclamo de Todos los Derechos y Libertades para los millones de víctimas y la infinidad de excluidos... que el mismo sistema arroja fuera de sus márgenes... y para quienes aún afirman que la Dignidad Humana es un supremo que merece la pena defender como categoría colectiva, y que esa defensa nos afecta a todas las personas y entidades, y en ella nos jugamos, juntos y todos, el futuro...



Parecen avanzar las Sociedades Civiles organizadas, los Foros sociales de distinto tamaño, las Plataformas de organizaciones unidas en causas justas, ciertas voces con autoridad reclamando la posibilidad de lo humano ... Pero, además de formar parte del paisaje diseñado y permitido... ¿Qué transforman? y ¿hacia donde pueden ir..., en caso de que se les deje?, ¿dónde se acumula tanto sueño y esfuerzo?.



El caso es que después de haber pasado por mil frustraciones y decepciones, y haber comprobado que no sirve para nada dejarse llevar por ellos... debemos preguntarnos, sin angustias ni poses esteticistas ¿hacia donde podemos ir? ¿con quienes podemos contar? ¿existen finalidades conseguibles que sivan de horizonte para las mayorías que componen las bases sociales populares de América latina, de África, de Asia y, por supuesto, de esta cansada Europa que no sabe qué hacer, más allá del discurso, con su riqueza y potencialidad...?



El repaso sereno de los más de cien trabajos que recoge este número doble, nos sitúa en el corazón latiente y dolido de los problemas del mundo, pero en muchos casos se vislumbran salidas inteligentes que podrían ponerse en marcha si hubiera capacidad de aplicar la Voluntad política, no sólo de los centros de poder sino de las ciudadanías de calle, capaces de tomar el poder local y encontrarle o darle sentido concreto y formas de llegar a ser útil.



Destacan con fuerza las aportaciones provenientes de América latina que cada día más se ha convertido en la fuente de pensamiento de futuro, de aprendizaje del pasado -incluso del más roto- y que parece poder ofrecer la mano para salidas grandes que podrían hacer renacer la fe en que aún es posible vencer la irracionalidad de la Fuerza y de la sin-razón por muy defendidas que hayan sido desde las cimas del poder hegemónico -que pocas veces había caído tan bajo en el abismo del cretinismo...-. ¡Sorprende, cada día, la densidad de estupidez mantenida a la fuerza y con la fuerza, que ostentan ciertos detentadores del poder de ciertos Estados que se han arrogado la hegemonía de las decisiones sobre el mundo, y que se esfuerzan, sin conseguirlo, por justificar

acionalmente (?) sus estupideces -que recaen contra los pueblos, incluso aquellos que los legitiman...- .



Dado que la mayoría de los que participamos de esta Revista, también participamos en los Foros y plataformas que la Sociedad Civil Organizada está promoviendo por doquier, quizás sea bueno hacernos un llamamiento para fortalecer esas plataformas y abrirnos al diálogo con las que conocemos con objetivos complementarios, porque da la impresión -corroborada por muchos analistas- de que será la Sociedad Civil Organizada y entretejida la que deberá presentar propuestas viables y firmes que encarrilen los desbarajustes de otros sujetos que desde hace tiempo presentan síntomas inequívocos de que han agotado toda su creatividad... (si es que la tuvieron...).



De la lectura meditada de tanto saber como lleva la Revista, saldrán ideas claras y posibles propósitos sinceros para avanzar en ese fortalecimiento propositivo...



Enviar a:
Nota: debes estar registrado en estos servicios para anotar el contenido

 Histórico de noticias
  El contexto donde surge la revista
  Datos básicos
  ¿Cómo se define a sí misma?
  ¿A quiénes se dirige?
  Los Elaboradores de Contenido
  El Modelo Organizativo
  Presentación de Contenidos
  Metodología y Herramientas
  Tecnología GLOOBAL