Editorialeditoral
Ella, el,las, los...
Políticaypoder
Desarrollosostenible
Saludyderechos
Educaciónpara[email protected]
Hábitatvivienda
Globaleconomía
Paralaacción
Derechoshumanos
Acercandopueblos
Conflictospaz
Enantena
Sociedadcivil
Sociedadelainformación
     
 
   
   
   

Por: Vargas García, Tahira

Aristas en la migración dominicana a Suiza

17 de Mayo de 2007. Este artículo es una síntesis de algunos de los capítulos que forman parte del libro: “Dominicanos en Suiza: Pautas, prácticas e impactos de la migración transnacional y el envío de remesas que vinculan República Dominicana y Suiza” que a su vez resulta del estudio realizado por Jennifer Petree y Tahira Vargas sobre la Migración Dominicana a Suiza para la EPFL de Lausanne, Suiza.

Las afirmaciones que sustentan este artículo son el resultado de un año de estudio empírico con pruebas documentadas, prácticas e impacto de la migración transnacional de dominicanos y dominicanas a Suiza durante la década de 1980 a 2005. Además se trata con un enfoque especial el envío de recursos económicos de los dominicanos y dominicanas en Suiza, así como su utilización e impacto en una de las comunidades emigrantes dominicanas. Este estudio es una contribución original a la escasa, aunque creciente, literatura documental acerca de la actual migración latinoamericana a Europa y de manera particular, a Suiza.


Instituto de Estudios Políticos para América Latina y África.


Introducción.


  • “No hay futuro en nuestro país, no hay trabajo, no hay oportunidades, las cosas siempre va bajando. La gente dice ¿porqué estudiar - para qué?’. Porque no hay trabajo. No importa si tú tienes una educación, no hay ninguna manera de progresar. Por eso todo el mundo quiere salir del país. Todos salen de la isla buscando una vida mejor. Yo vine aquí (Suiza) para ver si mi futuro era aquí, un futuro para mi mismo y mi familia”.

    Comentarios de los participantes en un grupo focal con hombres dominicanos Berna, Suiza - Noviembre 2004.

  • “Vine aquí (Suiza) para superarme y estudiar y mejorarme. Lo que quiere, el país te da oportunidades”.

    Comentario de una emigrante dominicana que vivió en Suiza por más de 20 años Zurich, Suiza – Octubre 2004.

  • “Mi hija se fue a trabajar (a Suiza). Aquí (RD) trabajaba y estudiaba, pero el dinero no le daba. Una amiga le arregló el viaje y se la llevó a Suiza. Ella le consiguió un contrato (trabajando en un cabaret). El papa vendió un solar y con eso pudo ayudarla a pagar el viaje para Suiza y pagarle a la amiga que la ayudó a conseguir el contrato. Ahora, ella me mantiene (con remesas)”.

    Comentario de la mama de una dominicana que emigró a Suiza, Doña Ana (San Cristóbal), República Dominicana - Abril 2005.

  • “La primera mujer que se fue a Suiza de aquí (Doña Ana, RD) fue la hija de Ricardo Coco. Ella tuvo que dar 30,000 pesos a una mujer que le consiguió un contrato (trabajando en un cabaret) y le arregló el viaje para irse. Esta mujer se fue hace muchos años, cerca de 20 años, porque yo estaba chiquita cuando ella se fue, una niña. Luego se fueron las de los Aquino que se mudaron a San Cristóbal y así se fueron todas las demás….Generalmente las familias envían las mujeres a Suiza con mucho sacrificio, venden vacas, venden solares, venden carros, venden lo que tienen o hacen préstamos para enviar a sus hijas”.

    Comentario de la hermana de una dominicana que se fue a Suiza Doña Ana (San Cristóbal), República Dominicana - Abril 2005.

  • « El trabajo de cabaret no es aceptado moralmente, pero cuando las mujeres regresan, son aceptadas porque resuelvan problemas (económicos) para sus familias.

    Comentario de un maestro en Doña Ana Doña Ana (San Cristóbal), República Dominicana - Abril 2005.

  • “La comunidad ha cambiado mucho en la forma de vida (por las remesas). Hay casas buenas de cemento, teléfonos, carros. Muchos han puesto negocios. Hay casas de alquiler en la comunidad.... Muchos jóvenes han estudiado en la universidad a costa de los que están en Suiza”.

    Comentario de un líder comunitario hablando de los impactos de las remesas y la migración Doña Ana (San Cristóbal), República Dominicana - Abril 2005.

  • ”Yo quiero ser abogada”...”yo arquitecta” ...”yo quiero ser licenciada en contabilidad”...”mi plan hasta ahora es irme al extranjero a trabajar... a Europa, hacer trabajo decente que uno pueda buscarse la vida”...“me gustaría irme a Suiza para ganar mis pesos, si puedo quedarme a vivir allá y casarme también....porque las mujeres que realmente progresan son las viajantes”.

    Comentarios de los participantes en un grupo focal con chicas adolescentes dominicanas Doña Ana (San Cristóbal), República Dominicana - Abril 2005.


En las últimas décadas un creciente número de latinoamericanos, africanos, asiáticos y ciudadanos del este de Europa han emigrado en busca de oportunidades económicas y mejor calidad de la vida. La creciente migración a Europa ha generado unos intensos debates a nivel nacional y regional entre ciudadanos y líderes políticos, debates que han atraído a los medios de comunicación y estimulado protestas públicas. A pesar de su naturaleza competitiva, los nuevos inmigrantes juegan un indudable e importante papel llenando un vacío del mercado laboral y ayudando y contrarrestan la tendencia negativa del crecimiento poblacional del continente europeo. Los especialistas en demografía predicen que esta tendencia migratoria continuará durante muchos años y sugieren que la forma más segura de contrarrestar el fenómeno de despoblación en Europa es abrir las puertas aún más a la emigración (Le Temps, 21 de Julio 2005). Paralelamente, los crecientes actos terroristas y la amenaza que la emigración supone a las normas culturales, a los sistemas sociales, los salarios y el empleo, continúan generando temor entre algunos europeos.

En los países emisores de emigrantes, la ausencia creada por la emigración se está haciendo sentir en la pérdida de capital humano y en la fragmentación de las familias, así como la mejora de estándares básicos de vida como resultado del dinero que los emigrantes envían a los hogares desde el extranjero. En el nivel individual, la experiencia migratoria significa frecuentemente la reestructuración de patrones matrimoniales y familiares, de trabajo, estatus social y económico, roles de género, lenguaje, educación y sueños futuros. Lo que la migración contemporánea no significa necesariamente, es el abandono de una vida para cambiarla por otra. Los(as) emigrantes de hoy tienen la oportunidad y el desafío de construir sus vidas entre y dentro de distintos lugares.


 Antecedentes y contexto.
 Parte I: Un perfil de los dominicanos y dominicanas en Suiza.
 Parte II: Proceso migratorio de dominicanos y dominicanas a Suiza.
  Bailes exóticos.
  Arreglos matrimoniales.
  Reagrupación familiar.
  Inserción laboral de las personas migrantes.
 Parte III: Prácticas transnacionales.
  Remesas e inversiones.
  Filantropía transnacional y organizaciones de migrantes dominicanos y dominicanas.
  Tráfico de mujeres para la prostitución.
 Parte IV: Incorporación progresiva y transformación de identidad.
 Conclusión.
 Bibliografía.


Enviar a:
Nota: debes estar registrado en estos servicios para anotar el contenido

 Histórico de noticias
  El contexto donde surge la revista
  Datos básicos
  ¿Cómo se define a sí misma?
  ¿A quiénes se dirige?
  Los Elaboradores de Contenido
  El Modelo Organizativo
  Presentación de Contenidos
  Metodología y Herramientas
  Tecnología GLOOBAL