Editorialeditoral
Ella, el,las, los...
Políticaypoder
Desarrollosostenible
Saludyderechos
Educaciónpara[email protected]
Hábitatvivienda
Globaleconomía
Paralaacción
Derechoshumanos
Acercandopueblos
Conflictospaz
Enantena
Sociedadcivil
Sociedadelainformación
     
 
   
   
   

Mujeres de Negro de Madrid demandamos que se juzgue a todos los culpables de violaciones sexuales durante los conflictos armados

29 de Abril de 2007. A pesar de que las violaciones cometidas por soldados fueron prohibidas hace siglos, todavía en conflictos armados recientes se ha concedido a los soldados autorización para violar a mujeres como forma de política de guerra y también se ha practicado en gran escala la prostitución forzosa.

Mujeres de Negro de Madrid.


Investigaciones de Naciones Unidas [1] y de diversas organizaciones de derechos humanos y organizaciones feministas han registrado en los últimos años ejemplos de estas prácticas cometidos a lo largo del pasado siglo veinte hasta hoy; como son las siguientes:



  • Entre 1932 y el final de la segunda guerra mundial las fuerzas imperiales japonesas reclutaron por la fuerza a aproximadamente 200.000 mujeres de diferentes países que ocuparon durante el conflicto, para dedicarlas a la prostitución forzada.



  • En el territorio de la antigua Yugoslavia, se produjeron violaciones de mujeres y niñas en gran escala, de las que han sido posiblemente víctimas 20.000 personas. Existen pruebas claras de que se ha detenido a mujeres croatas, musulmanas y serbias, algunas en campos especiales organizados únicamente con el propósito de cometer abusos sexuales, durante largo período de tiempo y que son repetidamente violadas [2].



  • En Argelia, grupos que se denominan a sí mismos «grupos islámicos» han secuestrado y torturado a cientos de mujeres desde 1993. Especialmente en las zonas rurales, estos grupos han secuestrado a mujeres de sus casas, las han mantenido en cautividad, las han violado y las han sometido a otras formas de tortura como palizas, quemaduras con cigarrillos y amenazas de muerte. Muchas fueron finalmente asesinadas y otras quedaron permanentemente inválidas. Algunas fueron violadas por más de un miembro del grupo armado.



  • En el conflicto armado interno de Sierra Leona, las violaciones y otras formas de violencia sexual a que las fuerzas rebeldes someten a niñas y mujeres fueron también sistemáticas y generalizadas. Aunque las mutilaciones (especialmente las amputaciones deliberadas) cometidas durante el conflicto han recibido una considerable atención internacional, la violencia sexual es incluso más frecuente. Las fuerzas rebeldes han secuestrado a miles de niñas y mujeres y casi todas han sido violadas y obligadas a convertirse en esclavas sexuales.



  • En República Democrática del Congo, más de 40.000 mujeres fueron violadas entre 1998 y 2004 por grupos armados y ejércitos que operan en la región, entre ellos las milicias hutus ruandesas Interahamwe o el grupo armado Rassemblement Congolaise pour la Démocratie-Goma (RCD-Goma), ambos operativos todavía en las provincias del Este Kivu Norte y Kivu sur.



  • En Guatemala, durante la guerra civil de los años setenta y ochenta, las matanzas de poblaciones campesinas mayas fueron precedidas de la violación de mujeres y niñas.


Pero también existen datos de violaciones masivas a mujeres cometidas desde los orígenes de la Historia durante las guerras romanas, la Guerra de los Cien Años entre Francia e Inglaterra, durante las guerras de liberación en África, o la Segunda Guerra Mundial.



Todos los datos recogidos con relación a los conflictos más recientes por organizaciones de derechos humanos y tribunales nacionales e internacionales muestran que las mujeres son escogidas como víctimas de las violaciones precisamente por su condición de mujer, y los abusos que se les infligen son escogidos en función de su sexo. En conflictos armados se suele elegir a las mujeres como víctimas de ésta y otras formas de tortura por su papel de educadoras y de símbolos de la comunidad. En el genocidio de Ruanda de 1994, las mujeres tutsis; y en la ex Yugoslavia, las mujeres musulmanas, serbias, croatas y de etnia albanesa, todas fueron torturadas porque eran mujeres de un determinado grupo étnico, nacional o religioso.



El Relator Especial sobre la violencia contra la mujer señaló en su informe de 1994 [3] que se considera que las violaciones en masa, los abusos sexuales y los embarazos forzados de mujeres en Bosnia y Herzegovina constituyeron un elemento importante de la política serbia de "limpieza étnica".



Es decir, las violaciones masivas a las mujeres durante los conflictos armados es empleada como un arma de guerra que persigue sembrar el terror, desestabilizar una sociedad y quebrar su resistencia, obtener información, e incluso recompensar a los soldados. Las violaciones a las mujeres se viene empleando también como método de depuración étnica y elemento del genocidio

Sucesivos estudios feministas han concluido también que las violaciones de guerra comparten generalmente tres características [4]:



  • son actos públicos: el enemigo tiene que ver lo que se ha hecho a “su propiedad” (las mujeres son violadas con frecuencia en su casa o delante de ella). Se considera el cuerpo de la mujer prolongación del territorio enemigo;

  • son masivas: los agresores las cometen juntos y con “mutua solidaridad”, la obediencia al código ético de la guerra tiene testigos;

  • el asesinato de las mujeres después de ser violadas, es una decisión que a menudo responde a la decisión personal y arbitraria de su agresor; porque según el código ético de la guerra, la mujer no es un enemigo honroso ni respetable, la mujer es cosificada.


Un código ético ancestral que garantiza la impunidad.



Éstas prácticas no sólo han tenido y siguen teniendo lugar con total impunidad, sino que incluso han sido alentadas históricamente desde los códigos de ética de la guerra y por los líderes políticos y militares. Un código ético que nos lleva a honrar la memoria de los soldados incluso desconocidos, pero que condena al escarnio, la vergüenza y la marginación a las mujeres torturadas. Las mujeres violadas no mueren como heroínas, y cuando sobreviven, a menudo, son excluidas por sus propias comunidades y arrastran profundo sentimiento de vergüenza que afecta a su equilibrio emocional (además de las consecuencias físicas de la tortura infligida).



Y al finalizar el conflicto, el mismo manto de impunidad seguirá cubriendo los crímenes de guerra cometidos contra las mujeres, a pesar de que la violación y otras formas de violencia sexual que cometen los combatientes durante un conflicto armado están actualmente reconocidos como crímenes de guerra, constituyen tortura y crímenes contra la humanidad y genocidio, que están sometidos a la jurisdicción universal.



Mujeres de Negro de Madrid demandamos:

Que los responsables de la violencia sexual contra las mujeres durante y post conflictos armados sean juzgados por Tribunales Especiales Internacionales.

NOTAS:
  1. ® Véase E/CN.4/Sub.2/1995/38 , del 13 de julio de 1995.



  2. ® Véase el Informe del Relator Especial de NNUU para los territorios de la Ex Yugoslavia: E/CN.4/1993/50.



  3. ® Sobre la violencia contra la mujer, con inclusión de sus causas y consecuencias: E/CN.4/1995/42.



  4. ® Citados por Epa MDLADJEVIC.



Enviar a:
Nota: debes estar registrado en estos servicios para anotar el contenido

26-9-14
Guatemala: Organizaciones de mujeres piden corregir inequidad de género en la Corte Suprema de Justicia
25-9-14
FAO: Son necesarios nuevos enfoques de los sistemas alimentarios para hacer frente al cambio climático
25-9-14
ONU insta a reafirmar derechos reproductivos en agenda post-2015
24-9-14
Palestina: Emergencia hídrica en Gaza
24-9-14
Uruguay: Las mujeres y las elecciones uruguayas
23-9-14
Costa Rica declara inconstitucional la aprobación de transgénicos
23-9-14
Compensación ambiental avanza en América Latina entre polémicas
23-9-14
Volver a Angola décadas después
23-9-14
Haití: Los movimientos sociales denuncian el fracaso de la misión de la ONU
22-9-14
Nicaragua anuncia “Semana de Energía Renovable y Tecnología Ambiental”
 Histórico de noticias
  El contexto donde surge la revista
  Datos básicos
  ¿Cómo se define a sí misma?
  ¿A quiénes se dirige?
  Los Elaboradores de Contenido
  El Modelo Organizativo
  Presentación de Contenidos
  Metodología y Herramientas
  Tecnología GLOOBAL