Editorialeditoral
Ella, el,las, los...
Políticaypoder
Desarrollosostenible
Saludyderechos
Educaciónpara[email protected]
Hábitatvivienda
Globaleconomía
Paralaacción
Derechoshumanos
Acercandopueblos
Conflictospaz
Enantena
Sociedadcivil
Sociedadelainformación
     
 
   
   
   

Por: Bianchini, Maria Chiara

Llamado a la Acción sobre la crisis de los productos agrícolas

8 de Febrero de 2007. Declaración común en apoyo a la propuesta del Grupo Africano expresada en el Comité sobre Agricultura de la OMC, del 7 de junio de 2006.

Los firmantes de esta declaración común están unidos en su preocupación sobre la grave crisis a la que se enfrentan los países en desarrollo que dependen de las exportaciones agrícolas.


ActionAid International · AEFJN - Francia/Paris · AEFJN Francia/Estrasburgo · AEFJN Italia · AEFJN Madrid · Amigos de la Tierra Europa · Canadian Council for International Co-operation · Centro Nacional para la Cooperación al Desarrollo · Coordination SUD · Federación Internacional de Comercio Alternativo · Instituto de Estudios Políticos para América Latina y África · Libération Afrique · Malawi Economic Justice Network · Plate-Forme Souveraineté Alimentaire · Platform Aarde Boer Consument · Réseau Foi et Justice Afrique-Europe.


Precios inestables y no-remunerativos.



A nivel internacional, los precios de los productos agrícolas son permanentemente inestables y con una tendencia a la baja en el largo plazo. Por ejemplo, entre 1980 y 2005, los precios mundiales del azúcar, de la fibra de algodón, del café y del cacao cayeron respectivamente un 25%, un 32%, un 44% y un 47%. Tomando en cuenta la inflación, los precios cayeron entre un 69% y un 78%.



Este fenómeno ha tenido consecuencias dañinas y duraderas para las economías de los países pobres que dependen de la exportación de esos productos, socavando los esfuerzos de los gobiernos para proporcionar servicios sociales básicos y para luchar contra la pobreza. Los precios, bajos e inestables, han producido unos ingresos sensiblemente inferiores para los agricultores y una gran presión sobre los salarios de los que trabajan en la producción de alimentos.



La sobreproducción estructural en los mercados mundiales, causada por la insistencia de las agencias de los países donantes para la implementación de políticas de orientación de las exportaciones, constituye una gran parte de las causas de esta crisis.



Gestión de las provisiones



Los mercados agrícolas mundiales no ofrecen mecanismos para garantizar precios estables y remunerativos. Por el contrario, en casi todos los mercados la inestabilidad de los precios surge del retraso con que la oferta y la demanda se ajustan a las variaciones de los precios. Esto es un rasgo inherente a todos los mercados y sólo mecanismos no-mercantiles pueden corregirlo. Sin embargo, la liberalización de los mercados ha privado a las autoridades públicas de las herramientas políticas necesarias. En particular, en muchos mercados nacionales y regionales se han abandonado aquellos instrumentos que les permitían gestionar las provisiones y ya no hay debate sobre este tema a nivel internacional.



De todas maneras, muchos observadores de esta situación comparten el mismo análisis: los cupos de producción, las restricciones y los impuestos sobre la exportación, las reservas reguladas, las limitaciones y los impuestos a la importación y otras técnicas de gestión de las provisiones son instrumentos importantes de los que los Estados deberían poder seguir sirviéndose para regular los precios y el comercio agrícola.



La escalada de los aranceles.



Si los países pobres pudieran reducir su dependencia de la exportación de productos, sus economías serían menos vulnerables. Sin embargo, sus esfuerzos para desarrollar sistemas de procesamiento de productos agrícolas y reducir su dependencia de los mercados de esos productos están siendo anulados por los crecientes aranceles impuestos por los países importadores, que ponen aranceles más altos para los productos procesados que para las materias primas. Las barreras que impiden que los productos procesados de los países en desarrollo entren en muchos países desarrollados siguen siendo muy relevantes, sobre todo para los países muy pobres.



La respuesta del Grupo Africano en la Organización Mundial del Comercio.



En los últimos años, los gobiernos africanos han lanzado varias iniciativas para superar estos problemas en el marco de las negociaciones comerciales internacionales. La más importante ha sido la más reciente: la Comunicación de los 41 países del Grupo Africano en la Organización Mundial del Comercio el 7 de junio de 2006. Esta declaración (no. TN/AG/GEN/18) ha presentado cuatro grandes propuestas relacionadas con los productos agrícolas:



- Reducción de los niveles de aumento de los aranceles, a lograrse a través de negociaciones entre los países.

- Un instrumento legal que clarifique las reglas de la OMC para la autorización de acciones conjuntas de los países productores, solos o con los países consumidores, con el objetivo de alcanzar precios estables, justos y remunerativos. Estos acuerdos podrían ser negociados por los mismos países productores o ser adoptados después de un proceso de negociación en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (CNUCYD o UNCTAD) o en las Organizaciones Internacionales de Productos Agrícolas.

- Esos acuerdos podrían implicar el control de la sobreproducción o la restricción sobre las exportaciones.

- Asistencia financiera y técnica para la implementación de esos acuerdos, proporcionada por organizaciones importantes como la UNNCTAD, las Organizaciones Internacionales de Productos, el Banco Mundial, el FMI y, tal vez, la OMC. Una obligación sería compensar a los agricultores por las pérdidas ocasionadas en las inmediatas secuelas de la implementación de los sistemas de gestión de las provisiones.



La Comunicación también llamó a la creación de procedimientos para negociar la eliminación de las medidas no-arancelarias que dañan a las exportaciones agrícolas de los países en desarrollo.



Los firmantes de esta declaración común consideran que la propuesta del Grupo Africano del 7 de junio de 2006 constituyen un serio intento de superar los problemas antes mencionados. Por esto, ofrece una oportunidad importante que debería ser tomada en consideración apenas se reanuden las negociaciones sobre agricultura de la Ronda de Doha.



A la luz de lo anterior, los firmantes:



- Apoyan fuertemente la propuesta del Grupo Africano del 7 de junio de 2006 en el Comité sobre Agricultura de la OMC.

- Invitan a todos los miembros de la OMC a hacer lo mismo.

- Llaman a que se promuevan las políticas mencionadas a través de todos los canales posibles, a pesar del futuro desarrollo de las negociaciones en la OMC.

Fuente original:http://www.liberationafrique.org/spip.php?article1645.

Enviar a:
Nota: debes estar registrado en estos servicios para anotar el contenido

26-9-14
Guatemala: Organizaciones de mujeres piden corregir inequidad de género en la Corte Suprema de Justicia
 Histórico de noticias
  El contexto donde surge la revista
  Datos básicos
  ¿Cómo se define a sí misma?
  ¿A quiénes se dirige?
  Los Elaboradores de Contenido
  El Modelo Organizativo
  Presentación de Contenidos
  Metodología y Herramientas
  Tecnología GLOOBAL