Noticias
Palestina: 250 mujeres palestinas e israelíes asisten a la Conferencia sobre Desobediencia Civil en Cisjordania
Autores corporativos:
Instituto de Estudios Políticos para América Latina y África (traductora)
Women Living Under Muslim Laws (canal)

Autores personales:
Rebolo, María V. (Traductor/a)

   Descripción    Clasificación   
Lugar:
Cisjordania
Fecha:
12 de Marzo de 2011
Entradilla:
Conferencia pionera entre mujeres palestinas e israelíes con el objetivo de acabar con las leyes fronterizas entre Palestina del 48 y del 67 impuestas por el estado sionista
Introducción/Descripción:
El 12 de marzo de 2011, mujeres defensoras de los derechos humanos de Palestina e Israel marcaron el centenario del Día Internacional de la Mujer con una conferencia histórica en las que se hicieron las siguientes contribuciones : Ilana Hammerman: La ley de "entrada a Israel" es ilegal y no debe ser obedecida; y Rivka Sum : El ataque de Itamar demuestra que debemos seguir trabajando todos los días juntas para poner fin a la ocupación imposible.



"La ley que regula la entrada en Israel es ilegal y no debe ser obedecida. Como grupo de mujeres que practican la desobediencia civil vamos a seguir trabajando para desestabilizar el sistema de decretos y reglamentos militares que hacen que la vida de nuestros amigos palestinos y sus familias sea insoportable", dijo la escritora y traductora Ilana Hammerman en una conferencia sin precedentes sobre mujeres en Cisjordania, celebrando la desobediencia civil.
250 mujeres, ambas ciudadanas israelíes y palestinas de Cisjordania (en números casi iguales), pasaron el día discutiendo modos de practicar la desobediencia civil.



La presencia de ciudadanos israelíes en la ciudad palestina de Beit Ommar es en sí un acto de desafío: el ejército israelí ha pegado grandes carteles a la entrada de Beit Ommar prohibiendo la entrada a los ciudadanos israelíes. Las señales reclaman erróneamente que la zona de Beit Ommar es una Zona A, y por lo tanto está bajo el control de la Autoridad Palestina. De hecho, los acuerdos de Oslo claramente establecen que es una Zona B y de hecho es tratada como tal por las fuerzas de seguridad israelíes, que prohíben a las fuerzas de seguridad palestinas actuar en el pueblo.

Fida Arar y Ghadeer Abu Ayyash, de Beit Ommar, y Yusra Hammam de Hussan describen en detalle el sufrimiento de las mujeres palestinas en los puestos de control en su ida al trabajo. Además de la carga de mantener a sus familias (con padres y maridos a menudo encarcelados o que no pueden conseguir trabajo) se ven obligadas a diario a pasar largas horas en fila, y someterse a cacheos, a menudo humillantes. Las mujeres palestinas también llamaron la atención sobre la situación de empobrecimiento de las mujeres en la sociedad palestina, y exhortaron a las mujeres a insistir sobre sus derechos a la educación y más libertad de elección.



Sara Beninga, un activista en el Movimiento de Solidaridad Sheikh Jarrah, se centró en la investigación política iniciada por la policía israelí contra los activistas. Gritar consignas contra la ocupación ahora se llama "incitación" y está penalizado, ella explicó, y por lo tanto, "unirse a una actividad conjunta no-violenta entre palestinos e israelíes contra la ocupación es actualmente concebida como la amenaza más intimidante para el régimen israelí”.

Las participantes se refirieron directamente al ataque asesino en el asentamiento de Itamar en Cisjordania, pocas horas antes de que la conferencia tuviese lugar. Rivka Sum, una veterana activista israelí, dijo: "Estos hechos violentos no terminarán mientras que la ocupación continúe, refuerza el compromiso que debemos tener para actuar juntas todos los días para poner fin a la situación actual, que es imposible". Otra israelí dijo que "nuestra oposición a la violencia incluye también el fenómeno del Baruch Goldstein palestino" [se refiere a un colono israelí que masacró a 40 palestinos en una mezquita hace unos años]. Ella agregó: "Durante años la sociedad israelí ha tenido el monopolio sobre la violencia en la zona. Israel dedica la mitad de su presupuesto nacional a mantener este monopolio. No es de extrañar que la otra parte lo siga intentando y lo rompa...".

En el lado palestino una de las mujeres dijo: "Nosotras también condenamos el uso de la violencia. No ha contribuido a nuestro progreso, sino por el contrario, nos ha devuelto el fuego”.

Los participantes describieron la conferencia pionera, que fue planeada para que coincidiera con el Día Internacional de la Mujer, como una fuerte experiencia emocional. "Es una ocasión rara para nosotras ser invitadas tan generosamente por mujeres que viven bajo la ocupación, a pesar de todos los daños causados ​​a la sociedad palestina por nuestro lado", dijo la activista feminista israelí Yvonne Deutsch. La artista Tamar Borrer, “un trío de cantantes árabe-israelí” y el grupo de Debkka de Danza de Beit Ommar gentilmente actuaron durante la c
URL:
http://www.wluml.org/node/7031
Actividades relacionadas:
Día Internacional de la Mujer 2011
Publicado en:
Gloobalhoy nº26 ; WLUML
Notas:
Fuente: Lo Metsaytot (We Do Not Obey)
webmaster@gloobal.net