Guias de conocimiento
Guía de conocimiento sobre Jerusalén Este
Autores corporativos:
Instituto de Estudios Políticos para América Latina y África (autoría; canal; traductora)
Palestinian Academic Society for the Study of International Affairs (colaboradora)

Descripción
Lugar:
Madrid (España)
Entradilla:
Después de un breve repaso histórico sobre la ciudad de Jerusalén, desde sus orígenes hasta la ocupación israelí en 1967, por medio de esta guía pretendemos proporcionar una herramienta que nos ayude a comprender las difíciles condiciones de la población palestina de Jerusalén, en todos los aspectos de su vida cotidiana: situación legal, vivienda, fiscalidad, educación, transporte, etc...

De acuerdo al Plan de partición de Naciones Unidas, de 1947 (Res 181), la Ciudad de Jerusalén quedaría bajo un régimen internacional especial, administrado por Naciones Unidas. En diciembre de 1949, una nueva Resolución de la Asamblea General, la 303, reiteraba la intención de poner a Jerusalén bajo un régimen internacional permanente que garantizara la protección de los Santos Lugares, tanto dentro como fuera de Jerusalén, y confirmaba las Disposiciones de Partición establecidas en la Resolución 181 de 1947. Este Plan nunca se llevó a la práctica. Durante la guerra de 1967 Israel ocupó Jerusalén Este y poco después la proclamó Capital del Estado de Israel. A partir de entonces en Jerusalén se aplica una batería de medidas discriminatorias que tiene como fin presionar a la población palestina para abandone la ciudad.

No obstante, hasta hoy, la comunidad internacional, incluido Estados Unidos, no ha reconocido explícitamente la soberanía de Israel, ni siquiera sobre Jerusalén Oeste.

La situación de Jerusalén es uno de los graves escollos que se presentan en las negociaciones para la resolución del conflicto palestino israelí. Sin solución al problema de Jerusalén no será posible una Paz justa en la región.
Publicado en:
Gloobalhoy nº24
Secciones GloobalHoy:
070- Acercando-pueblos
Clasificación
Escenarios:
Internacional
Descriptores:
Asentamientos colonos ; Demolición de viviendas ; Desalojos ; ECEM ; Historia política ; Historia social ; Jerusalén - Este ; Negociaciones políticas ; Observatorio Palestina ; Ocupación y violencia militar ; Población colona ; Políticas públicas ; Procesos de paz ; Violaciones de los derechos humanos
Países:
Palestina
Otros topónimos:
Jerusalén Este (Palestina)
Documento
 Índice:
     Historia.
          Importancia histórica: antecedentes.
          Jerusalén a través del tiempo.
          El Mandato Británico (1917-1948)
          La Guerra Árabe-israelí de 1948. La Nakba.
          Ocupación israelí de 1967.
          Políticas israelíes a partir de 1967.
          Estatus legal.
     Jerusalén en las negociaciones.
     Población.
          Características demográficas.
          Barrios palestinos en Jerusalén Este ocupado por Israel.
          La Gobernación de la Autoridad Palestina de Jerusalén.
     Derechos de residencia.
     Vivienda y demolición de viviendas.
          Datos y cifras.
     La tierra y las colonias.
          Asentamientos israelíes en Jerusalén-Este.
          Actividades en las nuevas colonias.
          El Muro de separación alrededor de la ciudad. Jerusalén cercada.
     La ciudad antigua.
          Población y superficie de la Ciudad Antigua.
          Las puertas de la Ciudad Antigua.
          Asentamientos dentro y alrededor de la Ciudad Antigua.
     Políticas municipales de Israel.
          Presupuesto municipal, impuestos e infraestructuras.
          Educación.
          Transporte.
Historia.
 
  Importancia histórica: antecedentes.
Los actuales palestinos son los descendientes de los primeros y primitivos habitantes de Palestina: filisteos, cananeos y otras tribus, y han vivido en la región, permanentemente y sin interrupción, desde los albores de la historia. Su establecimiento en Palestina se remonta hasta 40 siglos. Más tarde hubo allí varias infusiones de otros elementos raciales, principalmente griegos, romanos y arabo-musulmanes. La conquista de Palestina por los árabes en el 637d.C. no fue el punto de partida de su ocupación de la región. Los árabes son un pueblo pre-islámico, el número de invasores de la época de la conquista árabe-musulmana fue pequeño y fueron asimilados por los habitantes indígenas Pero el linaje palestino, que comprende tanto a cristianos como musulmanes, siguió constituyendo el principal elemento de la población hasta que, en 1948, la mayoría fue desplazada por los israelíes [1].

Durante sus 5.000 años de historia, Jerusalén prosperó como importante centro político y cultural, y como casa de la fe para las tres religiones monoteístas. La ciudad ha soportado guerras y conflictos pero, a pesar de algunos acontecimientos turbulentos en el pasado, ha mantenido una imagen pacífica de unidad y santidad. Sin embargo, debido a su importancia como un símbolo político y como centro geográfico de la región, ha sido objeto de litigios por el derecho exclusivo de su dominio. La historia reciente, signada por el conflicto árabe-israelí, ha alimentado una larga pugna sobre su futuro y ha hecho de Jerusalén una cuestión vital y pendiente de solución en la política del Oriente Próximo. La ciudad se encuentra en el corazón del conflicto árabe-israelí. Los gobernantes de Jerusalén, a través de la historia, han empleado continuas y bien planificadas estrategias sobre las reivindicaciones territoriales, demográficas, religiosas, y la propiedad, con el fin de mantener el control y la soberanía en la ciudad.
NOTAS:
  1. ® Henry Cattan: Palestina, los árabes e Israel; Siglo XXI editores S.A. ; primera edición en español, México 1971.


  Jerusalén a través del tiempo.
A lo largo de los siglos, Jerusalén ha tenido épocas prósperas, épocas de convivencia con justicia, y períodos oscuros de régimen opresivo y derramamiento de sangre. Las primeras huellas de asentamientos en Jerusalén datan de hace aproximadamente 5.000 años. Las primeras tribus conocidas fueron los cananeos y los jebuseos.

Hace alrededor de 3.000 años, la ciudad fue conquistada por el rey David, de los jebuseos. Es en esta época en la que se basa la reivindicación de la ciudad por parte de los judíos. Los judíos fueron expulsados de Jerusalén por los babilonios, pero Ciro, rey de Persia, les permitió regresar hacia el 500 a. C. A partir de entonces se sucedieron una serie de gobernantes extranjeros hasta el año 63 a. C en que los romanos se hicieron con el control de la ciudad. Jerusalén permaneció bajo la autoridad del emperador romano de Oriente hasta el siglo séptimo, cuando, en el año 638 d. C , el patriarca Safronios entregó las llaves de la ciudad al califa Omar Ibn Al-Khattab. El califa árabe musulmán otorgó a los habitantes de Jerusalén la condición de dhimmis, es decir, "personas protegidas" que conservaban la libertad de practicar su propia religión. Fue este un periodo de tolerancia y armonía [2].

A principios del siglo XI Jerusalén atravesó un período más oscuro, cuando el califa egipcio Al-Hakim persiguió a cristianos y judíos y destruyó la iglesia del Santo Sepulcro. Una posterior conquista de la ciudad por los turcos seléucidas trajo a sus habitantes represalias y opresión. Desde entonces la ciudad permaneció bajo el dominio árabe-islámico hasta que en 1099 fue capturada por los cruzados. Los cruzados (Al-Firanj") masacraron a musulmanes y judíos y convirtieron Jerusalén en una ciudad cristiana en la que no se permitía vivir a los no cristianos. El dominio cristiano se prolongó hasta 1187, año en que Salah Eddin conquistó la ciudad. Salah Eddin devolvió a Jerusalén su genuino papel: dejó a los cristianos el Santo Sepulcro y en 1192 reabrió la ciudad a la peregrinación. En 1229 la ciudad vuelve a caer en manos de Federico II y de nuevo queda prohibida a los musulmanes y judíos hasta que, en 1244 queda bajo el dominio de los mamelucos de Egipto [3].

Los mamelucos gobiernan Jerusalén desde El Cairo, de 1260 a 1516, sucedidos por el imperio otomano, de 1516 a 1916-18. Los mamelucos y otomanos transforman el aspecto físico de la ciudad, dotándola de espléndidos monumentos religiosos. Los otomanos construyeron las murallas y las puertas de la Ciudad Vieja (1537-1541) y renovaron la Cúpula de la Roca. Jerusalén se mantuvo bajo su dominio hasta 1917 [4].
NOTAS:
  1. ® Armstrong, 1996.

  2. ® Archivos Passia.

  3. ® Armstrong, 1996.


  El Mandato Británico (1917-1948)
Según la correspondencia de 1915 de Hussein-McMahon y el Acuerdo de Sykes-Picot de 1916, referente al futuro estatuto político de los territorios árabes de Oriente Medio, las tropas del general Edmund Allenbys y la revuelta árabe derrotaron a los turcos y Jerusalén fue tomada el 9 de diciembre de 1917. Desde 1917 hasta 1948 permaneció bajo mandato británico, siendo reconocida Jerusalén como capital administrativa y política de Palestina. En este periodo se constituyó una municipalidad con una distribución equilibrada del poder entre las tres religiones monoteístas. En abril de 1920, la Conferencia de San Remo adjudicó a Francia la administración de los antiguos territorios otomanos de Siria y Líbano y al Reino Unido los de Palestina, Transjordania y Mesopotamia (Iraq). Ronald Storrs se convirtió en el primer gobernador militar de Jerusalén, de 1917 a 1926. El 24 de julio de 1922, el Consejo de la Sociedad de Naciones aprobó el Mandato Británico sobre Palestina sin el consentimiento de los palestinos. Los términos del Mandato se hicieron oficiales el 29 de septiembre de 1923.

La resistencia palestina contra el régimen británico presionó a las autoridades del Mandato para que buscaran una solución al conflicto en Palestina. El Libro Blanco Británico de 1922 que limitaba la inmigración judía a Palestina encolerizó a las organizaciones sionistas que, a su vez, utilizaron diversos medios para presionar a los británicos para que permitieran más inmigración judía. Los árabes continuaron la resistencia contra las políticas de las autoridades británicas provocando una serie de revueltas : 1921, 1923 y 1936. Pero los británicos no fueron consecuentes en cuanto a las restricciones a la inmigración judía y en muchos aspectos apoyaron a los grupos sionistas en sus ataques contra los árabes.

En 1936 se celebró la Conferencia de St. James. Gran Bretaña publicó un segundo Libro Blanco que restringía la inmigración hebrea y prometía una Palestina independiente en el plazo de diez años.

En 1946, el Plan Morrison-Grady establecía una tutela británica para una federación de dos provincias autónomas, una árabe y otra judía. El 1947 el Ministro de Exteriores británico propuso un Estado unificado, con autonomía de los cantones árabe y judío, pero bajo tutela temporal británica [5].

En febrero de 1947, Gran Bretaña anunció que no estaba dispuesta a seguir como administrador de Palestina y solicitó una solución a las recién creadas Naciones Unidas. Los palestinos, apoyados por cinco estados árabes más, pidieron un Estado palestino independiente, pero las Naciones Unidas no incluyeron esta propuesta en su agenda y, en su lugar, en mayo de 1947 nombraron un Comité especial (UNSCOP-Comité Especial de Naciones Unidas para Palestina) para estudiar la cuestión palestina. En el Plan de Partición de 1947, (Res.181) la UNSCOP recomendó la división de Palestina en un Estado árabe y otro judío y que la ciudad de Jerusalén (extendida hasta Belén) quedaría establecida como un corpus separatum bajo un régimen internacional especial administrado por Naciones Unidas. Los límites de la ciudad debían incluir la municipalidad de Jerusalén de 1947, más los pueblos y ciudades de los alrededores. Por entonces la Ciudad Vieja de Jerusalén y los barrios palestinos -Talbiyeh, Baqa y Katamon- al suroeste de la ciudad, estaban rodeados por 66 pueblos palestinos (Deir Yassin, Lifta, Malha, Ein Karem, ) mientras que la mayoría de la población judía ultra-ortodoxa se concentraba en una parte de la Ciudad Vieja y en los barrios del noroeste. Los dirigentes judíos aceptaron el plan pero los palestinos lo rechazaron, considerándolo injusto. Se proponía que la parte asignada al Estado judío fuera el 56% de la superficie de Palestina mientras que la población judía representaba sólo el 33% y poseía el 6% de las tierras no urbanas. Este plan nunca se llevó a la práctica.

Antes de la guerra de 1948, los palestinos constituían la mayoría abrumadora en el distrito de Jerusalén y poseía la mayor parte de la tierra. Según el último estudio británico sobre Palestina (diciembre 1946) las estimaciones demográficas eran las siguientes:




NOTAS:
  1. ® Abdul-Hadi, 1985.


  La Guerra Árabe-israelí de 1948. La Nakba.
Mientras que los árabes se refieren a la Guerra de 1948 como La Nakba (la catástrofe), los israelíes la llaman Guerra de Independencia.

El 14 de mayo de 1948, la Administración judía declaró el establecimiento del Estado de Israel en la parte de Palestina asignada a los judíos por la Resolución 181 de Naciones Unidas. Este hecho fue uno de los puntos de partida de la primera guerra árabe-israelí.



En esta guerra, el equilibrio de poder era muy desigual: el ejército sionista bien equipado y entrenado, luchó contra unos grupos de resistencia palestina pobremente armados, y muchos civiles palestinos huyeron de pánico tras las masacres cometidas por las fuerzas judías en algunos pueblos.

Antes de la llegada de los ejércitos árabes, las fuerzas sionistas lanzaron dos ofensivas una desde Tel-Aviv y otra desde el mismo Jerusalén (diciembre de 1947 mayo de 1948) con el resultado de la toma de Jerusalén Oeste y el corredor hasta la costa -violando así la Resolución de Partición de Naciones Unidas.

Hasta el día de hoy, la comunidad internacional, incluido EEUU, no ha reconocido explícitamente la soberanía de Israel, ni siquiera sobre Jerusalén Oeste.

Durante el curso de la guerra de 1948, las fuerzas judías tomaron gran parte del territorio asignado al Estado árabe, incluido el 85% de Jerusalén (en su mayoría el oeste de la ciudad y los barrios aledaños). El ejército jordano tomó el control de la Cisjordania, incluido el 11% de la parte este de Jerusalén (la Ciudad Vieja y los pueblos adyacentes). El otro 4% de Jerusalén fue considerado tierra de nadie donde se establecería el cuartel general de Naciones Unidas.

Entre 64.000 y 80.000 palestinos fueron expulsados por la fuerza, o abandonaron la parte oeste de Jerusalén y los pueblos de los alrededores. En junio de 1948, sus propiedades, incluidas 10.000 viviendas, muebles y negocios, cayeron en manos de Israel en calidad de Ausencia de Propiedad [6]. Unos 40 pueblos palestinos de los alrededores de Jerusalén fueron despoblados y muchos de ellos destruidos.

En 1949 Jordania e Israel acordaron un alto al fuego /Acuerdo de Armisticio por el que la ciudad quedó formalmente dividida en Jerusalén Este, controlada por Jordania y Jerusalén Oeste, controlada por Israel. En 1950 el gobierno israelí aprobó la Ley de Propiedad Ausente por medio de la cual se transferían las propiedades abandonadas al Estado judío. Este hecho marca la primera división de Jerusalén en Jerusalén Este y Oeste.

El 2 de febrero de 1949, el Primer Ministro David Ben-Gurion declaró de forma unilateral que Jerusalén Oeste, el territorio ocupado por Israel, dejaba de ser territorio ocupado y se convertía en parte integrante del Estado de Israel y así, el 13 de diciembre de 1949, Jerusalén Oeste fue declarada ilegalmente -según el Derecho Internacional- capital del Estado de Israel.

El 19 de diciembre de 1949, la Asamblea General de Naciones Unidas votó la Resolución 303, por la que reiteraba su intención de poner a Jerusalén bajo un régimen internacional permanente que garantizara de manera apropiada la protección de los Santos Lugares, tanto dentro como fuera de Jerusalén, y confirmaba las Disposiciones de Partición establecidas en la Resolución 181 de 1947. Este Plan nunca se llevaría a la práctica.

Plan de división del Naciones Unidas, Jerusalén 29 de nov., 1947 (Res. 181)


NOTAS:
  1. ® Henry Cattan: Jerusalén, N.Y., 1981.


  Ocupación israelí de 1967.
Durante la guerra de junio de 1967, Israel ocupó la Franja de Gaza y Cisjordania, incluyendo Jerusalén Este. Y a partir de entonces, los objetivos y las políticas de Israel con respecto a Jerusalén han seguido un patrón muy claro: llevar a cabo hechos irreversibles en la ciudad que permitan que Israel se afiance y mantenga el control exclusivo.

Inmediatamente después de la guerra de junio de 1967, el Gobierno israelí comenzó a redefinir los límites municipales de las dos partes de Jerusalén.

Los límites municipales de Jerusalén Este, que abarcaban 6,5 Km², se extendieron por la anexión al territorio del Estado de Israel de 70 Km² más (70.000 dunums [7]) de Jerusalén Este, y de 28 aldeas de los alrededores, que se sumaron a los 38.000 dunums del entonces Jerusalén Oeste [8]. Las nuevas fronteras municipales, que ahora abarcaban 108 Km² (Este y Oeste de Jerusalén) lo que representa el 28% de Cisjordania, se planificaron para consolidar la integridad geográfica y la mayoría demográfica judía en las dos partes de la ciudad. Como consecuencia de ello, muchas zonas pobladas por palestinos, como Ar-Ram, Abu Dis, Izzariya y Camp Qalandia, quedaron excluidas.

El 28 de junio de 1967, la Knesset modificó la Ley de 1950, que proclamaba a Jerusalén como capital de Israel, para extender ilegalmente la jurisdicción israelí a la parte oriental de la ciudad. Uno de los primeros pasos después de la guerra fue el desalojo forzoso de más de 6.000 palestinos del barrio Mughrabi de la Ciudad Vieja y la destrucción de sus viviendas (por lo menos 135), con el fin de crear una plaza frente a Al-Buraq (la Muralla Oeste).

El 4 de julio de 1967, por medio de la Resolución 2253 de la Asamblea General de Naciones Unidas, se exhorta a Israel a derogar todas las medidas adoptadas y a desistir inmediatamente de emprender cualquier iniciativa que altere el Estatuto de Jerusalén. Con total desprecio a la resolución, Israel confiscó 25.870 dunums de tierra palestina en Jerusalén, sólo en los tres primeros años de ocupación [9].
NOTAS:
  1. ® Unidad de medida de superficie que se utiliza en Palestina, Israel y el mundo árabe. Es de origen otomano y equivale a 1000 metros cuadrados.

  2. ® BTselem, Apolicy of Discriminatios. Jerusalén 1995.

  3. ® Informe de la Comisión del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, Noviembre de 1980 S-14268.


  Políticas israelíes a partir de 1967.
Las estrategias de Israel sobre Jerusalén han sido promovidas por la municipalidad, con el apoyo incondicional del gobierno nacional, y fueron ideadas por el ex-alcalde Teddy Kollek, cuyos planes y políticas se llevan a la práctica hasta el día de hoy y han dado como resultado el aislamiento de Jerusalén con respecto a Cisjordania. La estrategia israelí para lo que se ha dado en llamar judaización lleva consigo la colonización de la Ciudad Vieja, sus inmediaciones y alrededores, y la construcción de barrios con nuevas comunicaciones por carretera, con objeto de poblar dénsamente el área metropolitana de Jerusalén Este.



Las tierras propiedad de los palestinos se declaran vacantes, o sin uso, para justificar así su expropiación y para bloquear el desarrollo de los palestinos y de sus viviendas e inducirlos a abandonar la ciudad. Como se estipula en la Ordenanza de Tierras: Adquisición de Tierras Públicas, de 1943, el Ministerio de Finanzas de Israel fue autorizado a emitir órdenes de expropiación de tierras privadas si existiese un interés público, tal y como fue definido simplemente por el Ministerio de Finanzas. En aplicación de esta ordenanza [10], entre 1967 y 1996 se expropiaron unos 23.500 dunums a los palestinos de Jerusalén.

El 30 de julio de 1980 el gobierno israelí, por medio de su Ley Básica de Jerusalén, reafirmó -de facto- la anexión y declaró Jerusalén capital eterna indivisa de Israel. El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas emitió entonces la Resolución 478, condenando a Israel por constituir este hecho una grave violación del Derecho Internacional y de la Cuarta Convención de Ginebra. La Resolución, de 20, agosto de 1980, dictamina que toda medida legislativa o administrativa, o acción tomada por Israel, poder ocupante, que altere o tenga intención de alterar el carácter y el estatus de la Ciudad Santa de Jerusalén y, en particular la reciente Ley Básica sobre Jerusalén, son nulas y sin efecto y deben revocarse inmediatamente.
NOTAS:
  1. ® BTselem. A Policy of Discrimination, Jerusalén 1995.


  Estatus legal.
Según el Derecho Internacional, Jerusalén es un territorio ocupado lo que significa que le es aplicable la Cuarta Convención de Ginebra, e Israel no puede reclamar Jerusalén Oriental por haber tomado la ciudad militarmente. La comunidad internacional rechaza la reivindicación de Israel como su capital eterna e indivisible, tanto de Jerusalén Oeste como de Jerusalén Este y, consecuentemente, ha denunciado los intentos de Israel de cambiar el estatuto de la ciudad.

Estos intentos, y las políticas y prácticas llevadas a cabo por Israel en la ciudad, violan la Cuarta Convención de Ginebra y los Convenios y Convenciones Internacionales, por ejemplo, el Convenio Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, la Convención para la eliminación de todas las formas de Discriminación Racial, y decenas de resoluciones de las Naciones Unidas que, repetidamente, han subrayado la ilegitimidad de la anexión de Jerusalén y que Jerusalén sea parte integrante de los territorios ocupados.



La identidad en Jerusalén:


Tras la anexión de Jerusalén Este, en 1967, muchos palestinos se negaron a recibir la nacionalidad israelí, pues eso les obligaría a prestar juramento de fidelidad al Estado de Israel. Ante su negativa, las autoridades israelíes decidieron reconocer a los palestinos habitantes de Jerusalén como residentes permanentes y emitieron para ellos Documentos de Identidad de Jerusalén. En 2005, aproximadamente el 93% de la población árabe de Jerusalén tenía estatus de residente permanente -alrededor del 3% de ellos obtienen esta designación como resultado de reunificación familiar-, aproximadamente el 5% tiene estatuto de ciudadanía y un 2% se encuentra en situación pendiente de definición.

Sin embargo, Israel puede revocar la residencia si se opta por vivir en el extranjero o en los territorios palestinos por un largo periodo de tiempo [11].



Según la ley israelí, el estatus legal de Jerusalén es diferente al del resto de los territorios ocupados en 1967 que se encuentran bajo ocupación militar. Como residentes permanentes, los habitantes palestinos de Jerusalén tienen derecho a ciertos beneficios negados a los palestinos de Cisjordania y la Franja de Gaza (p. ej. Seguro Nacional y Seguro de Salud), pueden viajar libremente y tener acceso al empleo en Jerusalén y en Israel. Pero también tienen que pagar todos los impuestos estatales y municipales que pagan los israelíes, no pueden salir del país sin documentos de viaje del Ministerio del Interior israelí y son objeto de leyes discriminatorias y de políticas que tienen como fin menguar la población palestina de Jerusalén (Ley de Ciudadanía y Entrada en Israel; Leyes de Construcción y Planificación).

Los árabes de Jerusalén Este tienen derecho a participar en las elecciones, tanto para votar como para ser elegidos, pero como se niegan a reconocer la anexión ilegal de Jerusalén Este por parte de Israel, sólo un pequeño porcentaje lo hace. Así pues, un tercio de la población de Jerusalén no se encuentra representada en el Ayuntamiento.
NOTAS:
  1. ® Jerusalem Institute for Israel Studies, Jerusalem Facts and Trends, enero, 2008.


Jerusalén en las negociaciones.
Las conversaciones de Paz de Madrid, de octubre de 1991, retrasaron la solución de Jerusalén porque Israel se negó a aceptar que fuera incluido en la agenda de las negociaciones. Israel pidió también que en la delegación palestina para las conversaciones de paz no hubiera representantes de Jerusalén. Tampoco las conversaciones oficiales de Washington de 1992-93; ni la Declaración de Principios de septiembre 1993, resultado de las conversaciones secretas de Oslo; o cualquiera de los siguientes Acuerdos de Oslo (de mayo de 1994 y septiembre 1995) añaden impulso significativo alguno a la cuestión de Jerusalén. Únicamente el Marco para la Conclusión de un Acuerdo sobre un Estatus Final -conocido también como Acuerdo Abu Mazen-Beilin-, que fue elaborado por Mahmoud Abbas, Secretario General de la OLP y por Yossi Beilin, diputado israelí del partido Meretz, en octubre de 1995 y cuya existencia fue negada durante cinco años, se atrevió a bosquejar propuestas concretas para la solución de la cuestión de Jerusalén, incluida la división de la ciudad en barrios árabes en Jerusalén Este, formando parte del Estado palestino cuya capital sería Abu Dis, y barrios judíos de Jerusalén Este como parte de Israel.

La primera vez que la cuestión de Jerusalén se abordó oficialmente en las negociaciones fue en julio de 2000, en la Cumbre de Camp David, donde la parte israelí, dirigida por el Primer Ministro Ehud Barak, ofreció a los Palestinos, liderados por el Presidente Arafat, responsabilidad sobre algunos barrios de Jerusalén, y donde se discutieron planes conjuntos para la administración de la Ciudad Vieja. Pero las exigencias para que los palestinos reconocieran sus colonias establecidas dentro de los límites del municipio de Jerusalén Oeste (WJM), así como la relación histórica y religiosa de los judíos con el Haram Ash-Sharif y, en consecuencia, sus demandas de derecho a compartir soberanía sobre el lugar, fueron inaceptables y condujeron -entre otras cosas- al fracaso de la Cumbre de Camp David. Sin embargo las conversaciones continuaron y las diferencias entre las partes se fueron limando. En un último esfuerzo, el presidente Clinton, de los EEUU, en una reunión en la Casa Blanca el 23 de diciembre de 2000, propuso sus Parámetros a los negociadores israelíes y palestinos, para que sirvieran de guía y aceleraran el final de las negociaciones pues deseaba que terminaran en las siguientes semanas, antes de enero de 2001, fecha en que dejaría el cargo. Por fin, no sin dudas y reservas, las dos partes aceptaron las propuestas y quedaron establecidas las bases para que, en enero de 2001, se celebrara la Mesa de negociación, antes de la elección de Ariel Sharon en Israel, en febrero de 2001, que acabaría con el Proceso de Paz.

Con respecto a Jerusalén, el principio general de la propuesta de Clinton era: las zonas árabes son palestinas y las zonas judías son israelíes, facilitando la máxima contigüidad entre ambas partes, y que la cuestión del Haram Al-Sharif /El Templo del Monte, era una cuestión simbólica más que de soberanía administrativa y debía se tratada como tal.

Sin embargo, desde entonces las iniciativas de paz, incluyendo el Plan de Paz Saudí de 2002, la Hoja de Ruta del Cuarteto (2003), y el Documento de Ginebra (2003), han fracasado en acercar la cuestión de Jerusalén a una solución. Y mientras tanto Israel continúa produciendo hechos consumados sobre el terreno que dificultan cada vez más, si no hacen imposible, una solución viable para la ciudad.

Alrededor de 100 personalidades palestinas firmaron dos significativos documentos que se publicaron en importantes periódicos y se transmitieron a los dirigentes palestinos, uno el 12 de noviembre, en Jerusalén y otro el 15 de noviembre en Amman. Los dos documentos subrayaban la posición nacional palestina sobre Jerusalén, anticipándose a la Conferencia Internacional sobre Jerusalén que reunió a más de 5.000 personalidades del mundo árabe e islámico en Estanbul, el 17 de noviembre; y al Encuentro Internacional de Annapolis, celebrado el 27 de noviembre de 2007, entre el presidente Abbas y el presidente Olmert, bajo los auspicios del presidente Bush, y al que asistieron representantes de unos 30 países, del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas y del Cuarteto [12]. En un discurso en Annapolis, el presidente Abbas reiteró la posición nacional palestina sobre la urgente necesidad de poner fin a cuarenta años de ocupación israelí y de reconocer un Estado Palestino independiente.
NOTAS:
  1. ® Naciones Unidas, Estados Unidos, Unión Europea y Rusia. Se estableció en Madrid, en 2002, durante la presidencia de José María Aznar, como consecuencia de la escalada del conflicto en Oriente Medio.


Población.
A partir de 1967 el gobierno israelí pone en marcha una clara estrategia para limitar el número de palestinos de Jerusalén. En 1967, inmediatamente después de la ocupación de Jerusalén, el gobierno israelí elaboró un censo que identificó a 66.000 palestinos residiendo en Jerusalén Oriental, dentro de los nuevos límites de la ciudad (44.000 habitantes en Jerusalén Oriental antes de 1967 más 22.000 del área recién anexada por Israel). De acuerdo con la Ley de Entrada en Israel de 1952, y el Reglamento de Entrada a Israel de 1974, estos palestinos fueron clasificados como residentes permanentes de Jerusalén, pero aquellos que no fueron registrados porque se encontraban ausentes -por realizar estudios en el extranjero, por encontrarse visitando a parientes, etc.- más tarde se vieron obligados a solicitar reunificación familiar [14].

Según los registros israelíes, en 1967, el porcentaje de población en la ciudad era de 25,8% de árabes y 74,2% de judíos [15]. Una comisión ministerial de 1973, "la Comisión Gafni", estableció la política según la cual el equilibrio demográfico de la ciudad debía mantenerse en una proporción de 70% judíos y 30% árabes.

A partir de 1967, el gobierno israelí comenzó a animar a los judíos para que se establecieran en Jerusalén Este y para ello se les proporcionarían muchos incentivos como: mejores condiciones para la compra de viviendas, subsidios, exenciones y/o reducciones de los impuestos municipales, etc. Como resultado, desde 1967 la población judía en Jerusalén Este se ha incrementado entre un 75% y un 80%. Pero a pesar de todo, hacia 2006 el porcentaje de población había cambiado a favor de la población palestina, con un 34% de árabes y un 64,5% de judíos [16].

Según el Jerusalem Institute of Israel Studies, hacia finales de 2007, la población de Jerusalén sería de 746.300 habitantes de los cuales, 489.480 judíos y otros y 256.820 palestinos. Aunque la población de la ciudad aumentó en 13.000 personas (1,8%) en 2007, el balance migratorio fue negativo (-6,39) ya que 18.750 residentes abandonaron la ciudad y sólo 12.360 llegaron a ella desde otros lugares. Entre 1990 y 2007, 284.850 residentes abandonaron la ciudad y sólo 174.560 se instalaron en ella, esto deja un saldo negativo de migración de -110.200 personas.

La Oficina Central Palestina de Estadísticas, según su censo de 2007, estimó que la población palestina en la gobernación de Jerusalén era de 363.649 personas, incluidos los 225.416 que vivían en el Jerusalén anexionado por Israel.

Según un informe del Jerusalem Institute for Israel Studies, la población árabe de Jerusalén crece por lo menos a una tasa dos veces mayor que la población judía, y el porcentaje de población judía en la ciudad caerá del actual nivel de 66% a 50% hacia el año 2035.

Además la población palestina es significativamente más joven que la judía. En 2004, la edad media de los judíos y otros era de 25,4 mientras que la de los árabes era de 19,8.

Tasa anual de crecimiento (%) por grupos de población y área.



Población total por grupo de población.



Según el Jerusalem Institute for Israel Studies, en 2006 un 59% de los residentes de Jerusalén vivían en zonas de la ciudad que se encontraban bajo dominio israelí desde la guerra de 1967, es decir, en la Jerusalén Este anexionada de forma ilegal; 44% de ellos eran colonos judíos, lo que representa el 39% de la población judía de la ciudad [17].

Unos 18.400 judíos abandonaron Jerusalén en 2007, frente a 12.000 que se instalaron en la ciudad, lo que sitúa el nivel de migración anual en -6.400. La principal razón esgrimida por los que abandonaron la capital durante los pasados años fue la búsqueda de mejores oportunidades de trabajo y vivienda más asequible [18].
NOTAS:
  1. ® Véase Residency Rights.

  2. ® Jerusalem Institute of Israel Studies, Statistical Yearbook of Jerusalem, 2005.

  3. ® Jerusalem Institute of Israel Studies, Statistical Yearbook of Jerusalem, 2007/08.

  4. ® Haaretz, 24 de mayo de 2006.

  5. ® Jerusalem Institute of Israel Studies, 2008.


  Características demográficas.
Características demográficas.



Frente estos antecedentes de desarrollo demográfico, el gobierno israelí ha usado varios métodos con objeto de revertir la tendencia, incluida la redacción de una serie de planes para extender los límites municipales; aislar Jerusalén Este del resto de Cisjordania por medio de sus políticas de asentamientos y construir un muro de separación; discriminación en la expropiación de tierras, planificación y construcción, y demolición de viviendas; anulación de la residencia y las prestaciones sociales; distribución del presupuesto municipal a favor de la parte oeste de la ciudad, perjudicando así las infraestructuras y servicios de Jerusalén Este.

Entre 1979 y 1987 hubo una migración anual negativa de unos -600 residentes, y aumentó de forma significativa entre 1988 y 2007: -1.100 a -6.400 en 2007. En los últimos años, el 50% de los que abandonan la ciudad propiamente dicha se han trasladado a la zona metropolitana circundante. Entre 2000 y 2006, 19.200 nuevos inmigrantes decidieron instalarse en Jerusalén, sin incluir el retorno de los ciudadanos israelíes que representan el 9% del total de los inmigrantes a Israel [19].
NOTAS:
  1. ® Jerusalem Institute for Israel Studies, The City in Numbers The Balance of Migration of the Jewish Population of Jerusalem, 2008.


  Barrios palestinos en Jerusalén Este ocupado por Israel.
Barrios palestinos en Jerusalén Este ocupado por Israel.



  La Gobernación de la Autoridad Palestina de Jerusalén.
La Gobernación de la Autoridad Palestina de Jerusalén tiene diferentes límites de los distritos que el área municipal israelí de Jerusalén, que incluye Jerusalén Oriental, anexado ilegalmente y de forma unilateral. En consecuencia las estadísticas de las dos zonas no coinciden.

En el mapa se puede ver la gobernación de la Autoridad Palestina, más oscura, y el área de la municipal israelí en tono más claro.



La superficie total de la gobernación de Jerusalén es de 319.790 dunums, de los cuales 117.551 se encuentran dentro de la parte que fue anexionada por Israel en 1967. (PCBS)

Según el censo de 2007, en la gobernación de Jerusalén vivían 363.649 palestinos de los cuales 225.416 dentro de los límites municipales israelíes y 138.233 fuera de ellos. En comparación, las cifras que se habían proyectado para 2007, basadas en el censo de 1997 y con una tasa de crecimiento de 3,4, eran de 420.409 para la gobernación, con 259.896 dentro y 160.513 fuera de los límites municipales.

Estimación de la población palestina-Gobernación de Jerusalén, excluyendo el Jerusalén Este anexionado por Israel.



El tamaño medio de los hogares en la Gobernación de Jerusalén es de 5,2 personas en 2007 (frente a 5,5 en el resto de Cisjordania y Franja de Gaza) y la densidad habitacional media (nº de personas por habitación) es de 1,6 (igual que en Cisjordania). PCBS, censo de población de 2007.

Superficie construida en la Jerusalén Este ocupada por Israel.



Derechos de residencia.
Las estrategias demográficas de Israel - restricciones a la residencia y políticas de vivienda - con respecto a los palestinos jerosolimitanos tienen dos objetivos: 1) separarlos de los palestinos de Cisjordania y 2) que se vayan de la ciudad con objeto de consolidar a largo plazo una mayoría judía.

Hasta el día de hoy, cualquier palestino no clasificado por el gobierno de Israel como residente permanente en Jerusalén Este -incluida esposa, hijos y otros familiares residentes permanentes en Jerusalén Este- debe solicitar reagrupación familiar para residir allí legalmente. La decisión de conceder o denegar estas solicitudes, según la ley israelí, la toma a discreción el Ministerio del Interior que no está obligado a justificar la negativa.

Israel utiliza una serie de métodos discriminatorios para controlar el número de palestinos residentes legalmente en la ciudad. La confiscación de tarjetas de identidad con cualquier pretexto burocrático es uno de ellos. Los instrumentos de que se sirven son la Ley de 1952 de Entrada a Israel y el Reglamento de 1974 de Entrada a Israel, por medio de las cuales se regula la residencia en Israel. Pero hay disposiciones restrictivas que no se aplican a los judíos residentes permanentes, o a los ciudadanos israelíes en general, sino sólo a los palestinos jerosolimitanos. Son las siguientes:

  • Si se quiere viajar al extranjero se debe obtener de Israel una visa de reingreso, de lo contrario se pierde el derecho al retorno.

  • Si se mantiene o solicita residencia o ciudadanía en otro país se pierde el derecho de residencia en Jerusalén. Esta política se refiere a una decisión de diciembre de 1995, del Ministerio del Exterior, según la cual para la obtención del estatuto de residente permanente hay que probar que el centro de vida se encuentra dentro de los límites municipales de Jerusalén. Entre 1995 y 1999 más de 3.000 personas perdieron sus tarjetas de identidad por este motivo. En marzo de 2000, Sharansky, el entonces ministro del Interior, presentó una declaración jurada ante el Tribunal Superior de Justicia para suspender esta política y restaurar algunos derechos de residencia que habían sido revocados.

  • Si se permanece en el exterior durante más de siete años se pierde el derecho de residencia. En 1996 el gobierno israelí decidió que cualquier jerosolimitano que viviera más de siete años en el territorio de Cisjordania perdería su derecho como residente israelí.

  • Si se quiere registrar a los hijos como residentes en Jerusalén, sólo es posible hacerlo si el padre posee una tarjeta de identidad de Jerusalén en vigor. La consecuencia de esta norma son los innumerables casos de hijos de parejas residentes ilegales en Jerusalén no registrados y a los que, por lo tanto, se les niegan los derechos a la educación y a la salud; y a que muchas mujeres jerosolimitanas sean obligadas a abandonar la ciudad.

  • Los matrimonios de cónyuges no residentes procedentes de Cisjordania, Franja de Gaza, o del extranjero para poder vivir legalmente con su cónyuge en Jerusalén deben solicitar reunificación familiar. La mayoría de estas solicitudes son denegadas sin ninguna justificación.

La política israelí de "deportación silenciosa" en Jerusalén Este -por medio de sentencias de tribunales, y tácticas legales y administrativas- ha dado lugar, desde 1967, a la revocación de más de 8.200 tarjetas de identidad de residentes palestinos en Jerusalén Este. Esta cifra no incluye a los hijos de aquellos que han perdido su tarjeta de identidad. Según las estadísticas recogidas por BTselem, en 2006 fueron revocadas alrededor de 1.360 tarjetas de identidad a los palestinos de Jerusalén, más que en cualquier otro año desde 1967 y con un aumento del 500% con respecto al número de revocaciones de 2005.



Fuente: BTselem: http://www.btselem.org/English/Jerusalem/Revocation_Statistics.asp


En octubre de 2000, algunos días antes del estallido de la segunda Intifada, Israel impuso una nueva política: congelamiento de las solicitudes de reunificación familiar.

En mayo de 2002, el gobierno israelí oficialmente decidió detener el procesamiento de todas las solicitudes de reunificación familiar presentadas por palestinos no jerosolimitanos.

El 31 de julio de 2003, la Knesset aprobó, por 53 votos contra 25, un proyecto de ley para impedir que los palestinos que se casen con ciudadanos israelíes reciban la ciudadanía israelí o el estatus de residente permanente, lo que significa la prohibición de residir en Israel o Jerusalén. La ley se convertiría en una enmienda a una cláusula de la Ley de ciudadanía, referente a la reunificación familiar [20] y se aplica con carácter retroactivo. El pretexto para esta política es la seguridad pero la verdadera razón es demográfica: se trata de evitar el mayor crecimiento de la población árabe en Israel.

También son afectados los niños nacidos de los residentes permanentes en los territorios ocupados pues únicamente son reconocidos como residentes en Israel por medio de una solicitud de reunificación familiar aprobada, sin embargo todas las solicitudes fueron congeladas en mayo de 2002.

El 21 de julio de 2004, la Knesset votó a favor de extender la Ley de ciudadanía por seis meses más. El 14 de mayo de 2006, el Tribunal Supremo de Israel ratificó la ley. Aharon Barak, presidente del Tribunal calificó la decisión como una violación de los derechos humanos, pero estaba en minoría de seis contra cinco que sostenían que era apropiado limitar los derechos humanos con objeto de mejorar la seguridad de Israel.

Según la última versión de la Ley, sólo las mujeres palestinas mayores de 25 años y los hombres mayores de 35 tienen derecho a reunirse con su cónyuge en Israel. Se tiene intención de extender las zonas seleccionadas en la ley, más allá de las zonas controladas por la Autoridad Palestina, a otras regiones con las que Israel se encuentra en conflicto, por medio de un proyecto de ley que impida una segunda renovación cuando expire el plazo de aplicación, en enero de 2007 . La Ley se ha vuelto a prorrogar más recientemente, en julio de 2008.

Se estima que si Israel volviera a empezar a tramitar las solicitudes de reunificación familiar aplicando la cuota establecida en el año 2000 (4.000 por año) se necesitarían por lo menos 30 años para procesar las más de 120.000 solicitudes acumuladas [21].
NOTAS:
  1. ® Citizenship and Entry into Israel Law - Temporary Order 2003.

  2. ® BTselem, Hamoked. Perpetual Limbo: Israels Freeze on Unification of Palestinian Families in the Occupied Territories, 2006.


Vivienda y demolición de viviendas.
 
  Datos y cifras.
  • Como la normativa de Israel en Jerusalén Este está basada en motivaciones políticas, a los palestinos les resulta muy difícil obtener permisos de construcción. Según las cifras del Ministerio del interior israelí y de la WJM (Municipalidad de Jerusalén Oeste), en Jerusalén Este se habrían construido entre 15.000 y 20.000 edificios sin licencia, es decir, alrededor del 40% del total de edificios construidos. Se estima que por cada edificio levantado con autorización, diez habrían sido construidos sin permiso [22]

  • Uno de los principales obstáculos para obtener permisos de construcción son las amplias zonas de Jerusalén Este que han sido declaradas no aptas para la construcción, o zonas verdes, o espacios abiertos, en donde está prohibido construir. Lo mismo ocurre en las zonas asignadas para planes de futuros edificios públicos de israelíes y en las áreas carentes de infraestructuras: calles, agua, alcantarillado. Además, en muchos casos, es difícil probar la propiedad pues los palestinos no tenían documentación de la misma ya que bajo el régimen otomano, el mandato británico, o el régimen israelí no se documentaba. Un factor más de complicaciones es el hecho de que a menudo la propiedad es de varios herederos algunos de los cuales resultan difíciles de localizar para obtener el documento de aprobación requerido. Para hacer las cosas todavía más difíciles, en 2002 se instauró una nueva serie de procedimientos, en particular: obligación de demostrar la propiedad de la tierra por medio de la inscripción; datos personales y firmas de todos los propietarios de las tierras; certificado del Ministerio de Justicia de que no pesan otras reclamaciones en la Jordanian Table of Claims, certificado del Custodio de la Propiedad Ausente de que la tierra no está bajo su administración; y certificado del Centro de Cartografía de Israel de que la tierra está registrada en el catastro y que no existen otras reclamaciones sobre ella [23].

  • Otro problema son los elevados costes de la expedición del permiso de construcción, lo que incluye: apertura de expediente, vías y construcción de aceras, urbanización de la tierra, agua y alcantarillado, desarrollo y conexión a la red de agua, y tasa de mejoramiento, todo lo cual se eleva rápidamente por encima de los costes reales de construcción, estimándose en casi 110.000 NIS para una casa de 200 m² en un terreno de medio dunum.

  • La construcción sin licencia proporciona a la Municipalidad de Jerusalén Oeste el pretexto para derribar las casas de los palestinos. El ICAHD facilita las siguientes cifras para el periodo de 1994-2006, señalando que hay más de 10.000 órdenes de demolición pendientes contra edificaciones palestinas en Jerusalén Este, que pueden ser ejecutadas en cualquier momento sin previo aviso.



  • Las estadísticas de BTselem contabilizan 752 demoliciones de casas y estructuras en Jerusalén Este en el periodo de 1987 a 2006. En 2007 fueron derribadas 65 viviendas y en 2008, a partir del 30 de septiembre, 61, dejando a 241 y 234 personas, respectivamente, sin hogar.

  • Según la base de datos de ARIJ [24], al 15 de julio, las autoridades israelíes habían derribado 37 casas palestinas en Jerusalén Este, en 2008 y habían distribuido otras 78 notificaciones de demolición de viviendas.

  • La construcción ilegal es doblemente penalizada: con una multa, además del requisito de presentar la licencia o, de lo contrario, restablecer el estado inicial, es decir, demoler la edificación. Hasta 2001, los propietarios de casas que pagaron la multa se libraron, incluso si no obtenían la licencia de construcción, pero a partir de 2001 la Municipalidad de Jerusalén Oeste comenzó a reabrir sus casos, acusándolos no sólo de construir ilegalmente sino también de no cumplir con una orden judicial y de ocupar edificios sin permiso. Otra forma de castigo es la confiscación de los equipos de construcción y el cobro de elevadas multas por su devolución, con objeto de intimidar a los contratistas y causarles perjuicios para que se abstengan de prestar servicios a personas sin autorizaciones de construcción. También son cada vez más frecuentes las penas de 3 a 6 meses de prisión a los residentes en Jerusalén Este por no haber obtenido el permiso de construcción, o no haber demolido sus propias casas que aún siguen ahí debido a que ellos están en prisión [25].

  • Entre 2001 y 2006, el Tribunal Municipal recaudó la gran cantidad de 153,240.833 NIS (34.053.518 $) en multas por construcciones sin licencia. El 70% de esta suma procedía de los palestinos, tanto como toda la recaudación del Ministerio del Interior [26].

  • En Julio de 2008, el ICAHD informó que la Municipalidad de Jerusalén Oeste había comenzado a enviar notificaciones a los residentes de viviendas catalogadas para ser demolidas, comunicándoles que contaban con un plazo de diez días para retirar todas sus pertenencias. A partir de los diez días las casas serían derribadas y la Municipalidad de Jerusalén Oeste no se haría responsable de los daños causados a la propiedad que no hubiera sido retirada. Se trataba de una estratagema para que la municipalidad pudiera destruir más viviendas sin aumentar el presupuesto que actualmente se eleva a un millón de dólares anuales por cada 80 o 90 casas destruidas que son sólo el 10% de las que reciben ordenes de demolición cada año [27].

  • De acuerdo a los registros sobre tasas municipales a residencias, a finales de 2006 había 184.006 apartamentos en Jerusalén (80%) en los barrios judíos y 37.467 (20%) en los barrios árabes. La superficie media es de 77 m² para los judíos y 74 m² para los barrios árabes, mientras que la densidad habitacional promedio en Jerusalén era 19 m² por persona: 24 m² por persona en los barrios judíos y 11 m² en los barrios árabes [28].

  • La estrategia de Israel para restringir la construcción palestina en la ciudad incluye también el Proyecto de Planificación de la Ciudad (TPS) : sin un proyecto de planificación de la ciudad aprobado, que cumpla con las infraestructuras, parcelación, y necesidades de vivienda, planificado por la Municipalidad de Jerusalén Oeste, no se emitirá ningún permiso de construcción. Los TPS son exhaustivos y costosos y requieren de una gran coordinación entre las autoridades municipales, sus condiciones hacen casi imposible que los palestinos obtengan los permisos para los proyectos de urbanización y vivienda.

  • Otra restricción que se aplica en Jerusalén Este es la proporción de los planos, que define la superficie total de edificación que se permite levantar en un espacio y distancia -bajo el pretexto de preservar el carácter rural de la zona - sólo entre 35% y 75% en la mayor parte de Jerusalén Este, mientras que en el Oeste es de entre 75% y 120%. En consecuencia, mientras que en Jerusalén Oeste se pueden levantar seis unidades de vivienda por dunum, en edificios de tres o cuatro plantas, en Jerusalén Este solo se pueden construir dos unidades habitacionales, con excepción de las colonias, donde la discriminación es aún más evidente: mientras que en Jabal Mukabber y Ras Al-Amud se permite sólo el 25% y el 50%, respectivamente, en Nof Zion y en Maale Zeitim, situados en el corazón de estos barrios, la proporción es del 115% [29].

NOTAS:
  1. ® Meir Margalit, No Place Like Home House Demolitions in East Jerusalem, ICAHD, 2007.

  2. ® Meir Margalit, No Place Like Home House Demolitions in East Jerusalem, ICAHD, 2007.

  3. ® Instituto de Investigación Aplicada de Jerusalén.

  4. ® Meir Margalit, No Place Like Home House Demolitions in East Jerusalem, ICAHD, 2007.

  5. ® Meir Margalit, No Place Like Home House Demolitions in East Jerusalem, ICAHD, 2007.

  6. ® ICAHD, Policy Change Towards House Demolitions Will Increase Operating Budget, 17 July 2008.

  7. ® Jerusalem Institute for Israel Studies, Jerusalem Facts and Trends, Jan. 2008.

  8. ® Meir Margalit, No Place Like Home House Demolitions in East Jerusalem, ICAHD, 2007.


La tierra y las colonias.
 
  Asentamientos israelíes en Jerusalén-Este.
Por lo menos el 66% del Jerusalén de hoy es territorio tomado por la fuerza: 5% de la antigua municipalidad de Jordania y 61% del antiguo territorio de Cisjordania. Dentro de este área, Israel ha expropiado aproximadamente 24.500 dunums más de un tercio de la tierra anexionada ilegalmente a Jerusalén, la mayoría de la cual es propiedad privada de los palestinos principalmente para establecer las 12 colonias que existen hoy en la ciudad [30]. Estos asentamientos, con una población de entre 185.000 y 200.000 colonos, tienen por objeto asegurar el predominio israelí sobre toda la región de Jerusalén. Las colonias forman dos anillos alrededor de la ciudad, el anillo interior en Jerusalén Este y el anillo exterior, Gran Jerusalén, que llega hasta Cisjordania, aíslan la zona árabe de Jerusalén Este, cortan Cisjordania por la mitad y estrangulan la economía ya que la ciudad es el centro natural de todo el comercio y del movimiento de los territorios palestinos.

La superficie total de Jerusalén Este los barrios palestinos al este de la Linea Verde, exclusiva de las colonias judías- asciende a unos 46.000 dunums de los cuales sólo 24.655 dunums están cubiertos por 25 planes de zonificación aprobados; otros siete planes todavía no han sido aprobados. De los 24.655 dunums, sólo el 37% está reservado para usos residenciales, en el resto de la superficie, la construcción está prohibida: un 40% es catalogada como tierra abierta o como zonas verdes y un 20% se destina a instituciones públicas y calles. De hecho, estas áreas son reservas de suelo para la construcción de colonias, o expansión: áreas designadas previamente como zonas verdes, después son recalificadas para permitir la construcción judía. Además, en la mayoría de las zonas construíbles, las obras no pueden llevarse a cabo por falta de infraestructuras [31].

Distribución de la tierra en Jerusalén.



(Based on: Meir Margalit, No Place Like Home House Demolitions in East Jerusalem, ICAHD, 2007.)


Tierra expropiada en Jerusalén Este.



Fuente : BTselem. http://www.btselem.org/English/Jerusalem/Land_Expropriation_Statistics.asp


Colonias israelíes en Jerusalén Este.



Fuente: Jerusalem Institute for Israel Studies, Statistical Yearbook of Jerusalem, 2006/07; excepto la columna 3: PCBS.

NOTAS:
  1. ® BTselem, Land Grab, Draft Report. May 2002.

  2. ® Meir Margalit, No Place Like Home House Demolitions in East Jerusalem, ICAHD, 2007.


  Actividades en las nuevas colonias.
Desde la primavera de 2007, en parte debido al rechazo del Plan Safdie para la expansión de Jerusalén hacia el oeste y, sobre todo, después de la conferencia de Annapolis, de noviembre 2007, los planes para construir nuevos barrios judíos en Jerusalén y sus alrededores han producido cada vez más titulares. Hasta agosto de 2008 se expidieron licitaciones de construcción para unas 1.761 unidades en Jerusalén Este. En comparación, durante todo el año 2007, hasta la cumbre de noviembre, solamente se expidieron dos licitaciones para 46 viviendas [32]. El total de unidades de vivienda propuestas y planificadas en las colonias israelíes en Jerusalén Este, sobrepasa las 50.000, para albergar a unos 160.000 colonos, según el Plan rector de 2002, de la WJM para la ciudad, que establece la incorporación de 65.000 unidades de vivienda a los asentamientos de Jerusalén y sus alrededores en el año 2020. A continuación se muestra una descripción de los actuales planes y de las empresas:

  • Ciudad Antigua: Israel entregó, de facto, el control del parque nacional que rodea la Ciudad Antigua por el sur y el este, al grupo de colonos extremistas El Ad. Está en juego el destino de dos hoteles de la plaza de Omar Ibn Khattab, al interior de la Puerta de Jaffa, según parece comprados por la iglesia ortodoxa griega; y de la zona de Burj Al-Laqlaq, en el ángulo noreste de la Ciudad Vieja, donde la WJM ha aprobado la construcción de 21 unidades de vivienda en una superficie de 3,8 dunums. Hasta ahora, en preparación de la complementación del plan, se han demolido en la zona más de diez estructuras. Además se llevan a cabo excavaciones en el túnel de la Muralla Oeste, debajo del complejo Haram Ash-Sharif, lo que ha dañado muchas propiedades adyacentes incluida la oficina Waqf, Ribat Al-Kurd, el histórico Uthmani y Escuelas Al-Tankazi, y los trabajos continúan en un túnel de 100 metros, desde la zona de Hamam al-Ein, el barrio musulmán, hacia el recinto de Al-Aqsa. En octubre de 2008 se abrió la sinagoga de Ohel Yitzhak, en la misma zona, lo que provocó una fuerte protesta de los palestinos.

  • Poco después de la conferencia de Annapolis, en noviembre de 2007, se dieron a conocer planes para la construcción de 11.000 viviendas en Atarot, cerca de Qalandia, y para comunicarlas con la colonia de Kochav Yaacov y Bet El mediante un túnel, pero los planes se abandonaron en diciembre de 2007. Dado que no era la primera vez que la zona en cuestión aparecía en los titulares con un nuevo proyecto de asentamiento, es probable que vuelvan a resurgir los esfuerzos para ponerlo en marcha.

  • En marzo de 2008, la WJM hizo públicos los planes para construir 400 nuevas viviendas en 80 dunums, en Neve Yaakov. En agosto, las autoridades israelíes autorizaron el plan aprobando 300 unidades.

  • El 12 de febrero de 2008, la gobernación israelí anunció proyectos para 750 nuevos apartamentos en Pisgat Zeev; en abril la Municipalidad de Jerusalén oeste anunció que se construirían 600 nuevos apartamentos, y a comienzos de agosto el ILA y el Ministerio de la Vivienda de Israel emitió una propuesta para la construcción de 735 viviendas.

  • El 28 de enero de 2008, se depositó un proyecto de planificación de la ciudad para revisión pública. El proyecto contenía el plan de construcción de aproximadamente 1.300 viviendas en la colonia Ramot, 105 de las cuales estarían al otro lado de la Linea Verde, llenando el vacío entre Ramot y el pueblo de Beit Iksa.

  • En Ramat Shlomo (o Rekhes Shuafat), la construcción se inició en enero de 2008, sobre una nueva escuela elemental de niñas, en una zona vaciada previamente, cerca del barrio palestino de Shufat. El 13 de junio de 2008, el Comité Regional de Vivienda y Desarrollo de la WJM dio su acuerdo para que se construyeran 1.300 nuevas viviendas en el asentamiento, todas ellas en una parcela que había sido designada como Zona Verde donde está prohibido cualquier desarrollo urbano con el fin de preservar su diversidad ecológica.

  • En agosto de 2008 los colonos hicieron los primeros intentos para establecer una nueva avanzada: Shaar Mizrahi o Puerta del Este, sobre una colina situada entre French Hill y Anata, cerca de Shufat RC y de la carretera de circunvalación nº 1 que une Maale Adumin a Jerusalén. El proyecto consiste en construir unas 2.000 viviendas en unos 180 dunums, en lo que se define como propiedad agrícola, el único espacio disponible en la zona entre Shufat RC, Anata y Al-Issawiyya. Si se realiza, este proyecto impedirá la contigüidad de un futuro Estado palestino, mientras que sí permite la continuidad judía entre Maale Adumin y Jerusalén.

  • El 14 de julio de 2008, la Corte Suprema de Justicia de Israel emitió una orden de evacuación de la familia Al-Kurd, uno de los 28 propietarios de viviendas que enfrentan la evacuación y demolición en Sheikh Jarrah, donde se ha planificado un nuevo barrio judío para formar el eslabón perdido entre el Monte Scopus, la zona de la Tumba Shimon Hatzadik, residencia a unas 8 familias israelíes y más de 50 estudiantes de yeshivá y un grupo de instituciones gubernamentales, entre ellas la sede de la Policía de Fronteras y del Ministerio del Interior. En enero de 2008, la compañía Nahalat Shimon comenzó la construcción de 200 viviendas en unos 18 dunums, junto a la Tumba de Shimon Hatzadik. Además implicaba la expropiación de propiedad palestina, el hotel Shepher, gestionado desde la guerra de 1967 por el Custodio de la Propiedad Ausente israelí quien, según parece, lo vendió al millonario judío Irving Moskowitz en 1985 [33] y más tarde alquilado a la Policía de Fronteras israelí. A finales de 2005, el Comité de Conservación de la WJM decidió que el hotel podía ser derribado pues no tenía ningún valor arquitectónico especial. El derribo todavía no se ha llevado a cabo. Bajo los actuales 30 dunums del complejo hotelero, el Karm Al-Mufti, se extienden 110 dunums más bajando hacia el emplazamiento del nuevo complejo del Ministerio del interior israelí, inicialmente asignado para albergar una escuela de niñas palestinas, en las afueras de la zona industrial del Wadi Al-Joz. El área, que en su mayor parte está plantada de olivos, se encuentra amenazada de perder su condición de espacio abierto y público para ser recalificada como zona residencial, una vez que se desarrollen los planes para construir sobre ella un barrio judío que incluirá 90 apartamentos, una guardería infantil y una sinagoga. Todo el Plan consiste en conectar los puntos y crear una continuidad judía alrededor de la Ciudad Antigua, al mismo tiempo que se cortan entre sí los barrios palestinos del norte de Jerusalén.

  • En abril de 2006, los colonos ocuparon dos edificios en At-Tur (Monte de los Olivos) justo a la izquierda del Hotel Seven Arches, en un aparente nuevo esfuerzo para crear una avanzada en Jerusalén Este. La nueva construcción - llamada "Choshen" - incluye también una sinagoga.

  • Maale Adumim y E-1: a finales de diciembre de 2007, Paz Ahora reveló que el presupuesto de 2008 incluía 49 millones de NIS para construir 250 nuevas viviendas en Maale Adumin. Los planes israelíes para desarrollar los 12 km² del área E-1, que incluyen 3.500 viviendas para un máximo de 20.000 colonos, hoteles, un parque industrial, edificios comerciales y de entretenimiento, estaban por el momento fuera de la agenda por razones políticas: hacer prácticamente imposible un Estado palestino ya que Cisjordania quedaría dividida en dos partes. Sin embargo, el nuevo edificio de la policía de distrito de Judea y Samaria ya está situado en el corazón de ese área y el 99% de las unidades de policía ya se habían trasladado allí en mayo de 2008.

  • A mediados de enero, el Comité de Finanzas de la Knesset aprobó una solicitud de funcionarios del Tesoro, por valor de 16 millones de NIS más (4,6 millones de dólares) para financiar los servicios de seguridad privada de unos 2.000 colonos en la zona de Abu Dis. Estos colonos ya recibían 38 millones del Ministerio de la Vivienda. En marzo, Shas Chairman Eli Yishai reclamó al presidente Olmer la descongelación inmediata de la construcción del Kidmat Zion, una colonia situada junto a Abu Dis donde se había planificado construir 300 viviendas en una superficie de 1.000 dunums y donde ya viven varias familias de colonos que han adquirido viviendas a propietarios árabes.

  • En julio de 2005, el derechista Bukharan Community Committee y la Policía israelí, por medio del Comisario Nacional de la Policía, Moshe Karadi, firmaron un acuerdo de intercambio según el cual el Commitee se encargaría de construir la nueva estación de policía en el área E-1 y recibiría a cambio el edificio actual de la policía, situado en Ras Al-Amud, para utilizarlo con fines residenciales, lo que en realidad significaba duplicar la colonia adyacente de Maale HaZeitin [34]. En enero de 2008 comenzó la construcción de otras 60 casas en el asentamiento, donde ya vivían 51 familias de colonos; y en abril de 2008, los colonos se trasladaron al edificio que la policía había dejado vacante para celebrar allí la fundación de un nuevo barrio -Maale David que con el tiempo estaría formado por 110 viviendas, en una superficie de 10 dunums. La principal intención que se esconde tras el asentamiento en Ras Al-Amud es impedir la creación de un corredor palestino entre el este de Cisjordania y el recinto de Al Aqsa -a través de la antigua carretera de Jericó y la Puerta de los Leones tal y como se había planteado en el pasado en las conversaciones entre israelíes y palestinos.

  • El Ad sigue expandiendo sus actividades en Silwan, actuando como un órgano cuasi-gubernamental de control del turismo en la zona, y con plena autoridad sobre las actividades arqueológicas. El 15 de enero de 2008, once familias de colonos, protegidas por tropas israelíes, ocuparon más de 11 casas en el área de Wadi Al-Hilweh, lo que eleva el total de familias judías en Silwan a 70. En mayo de 2008, el WJM dio por aprobado un plan de El Ad para un nuevo complejo de viviendas que incluía 10 apartamentos, una sinagoga, una guardería, una biblioteca y un aparcamiento subterráneo en el corazón del pueblo. El terreno en cuestión está situado a 200 metros de las murallas de la Ciudad Antigua y pertenece a la ILA que lo ha alquilado a El Ad. El 30 de julio de 2008, el Tribunal de Distrito de Jerusalén rechazó una solicitud de los colonos de extrema derecha y les ordenó evacuar inmediatamente un edificio de siete pisos al que ellos llamaban Beit Yehonatan, que había sido construido ilegalmente por Ateret Cohanim. Sin embargo, el edificio todavía no ha sido demolido. Además, la Autoridad de Antigüedades de Israel, financiada por El Ad, está excavando un túnel que alcanzará los 600 metros de longitud, que va desde debajo de la mezquita de Ein Silwan hasta la orilla sur del recinto de Haram Al-Sharif.

  • Nof Zion se está construyendo en 44 dunums de tierras confiscadas a los palestinos de la cercana Mukabber Jabal. La primera fase de la construcción comenzó en 2004 y 2008. Además de las 480 viviendas previstas en un principio, se han construido y vendido 91 más. Una vez terminadas, el acuerdo incluirá también edificios públicos, una sinagoga, guardería, centro comercial, club deportivo y un hotel de lujo. El proyecto está impulsado en su totalidad por el sector privado.

  • Har Homa area: el 4 de diciembre de 2007, inmediatamente después de la conferencia de Annapolis, Israel convocó un concurso para la construcción de 307 viviendas en Har Homa y al final del mes, Paz Ahora reveló que el presupuesto de Israel para 2008 incluía 50 millones de NIS para construir 500 casas en el asentamiento. El 12 de febrero de 2008, Haaretz informó de los planes del gobierno de Israel para construir 350 nuevos apartamentos allí, y a principios de junio, Zeev Boim, el ministerio de la vivienda de Israel, anunció un concurso para 121 viviendas. Los planes de construcción de 910 unidades en Har Homa C, al sur y al este de la actual línea de construcción, fueron sacados a concurso público el 9 de julio de 2008, mientras que otras 73 unidades se encontraban a la espera. Gran parte de las tierras destinadas a la construcción en Har Homa pertenecen a los palestinos de Bethlehem-Beit Sahur, zona que fue declarada de ausentes después de la guerra de 1967. Esto está en contradicción directa con una orden de febrero de 2005 del Procurador General Menachen Mazuz que dictamina el cese inmediato de la aplicación de la Ley del Ausente en las propiedades de Jerusalén Oriental.

  • A finales de diciembre de 2007, Israel hizo pública su intención de construir 400 viviendas más en Talpiot Este, colindante con los barrios palestinos de Sur Baher y Jabal Mukabber.

  • En febrero de 2008, Yair Maayan, administrador la Municipalidad de Jerusalén oeste, reveló planes para construir en Givat Hamatos. En este caso el problema de la propiedad era complejo, involucrando a israelíes, palestinos y propiedades de la iglesia, y parecía poco probable que los planes se iniciaran de inmediato. Los planes para la construcción de 3.150 viviendas -de un total de 4.000- se sometieron a concurso público en marzo y mayo de 2008, y en julio se aprobó la construcción de 2.500 viviendas.

  • A finales de diciembre de 2007, Israel publicó ofertas para un número no específico de proyectos de nueva construcción en Gilo, afectando a los barrios palestinos de Beit Safafa y Sharafat. En Gilo ya había una serie de proyectos de desarrollo del sector privado en marcha. El 16 de marzo de 2008 fueron aprobadas las ofertas para construir 75 viviendas. Otras 150 están a la espera de ser presentadas a concurso público y más de 850 se encuentran en fase de planificación en el Comité de Planificación Local de la Municipalidad de Jerusalén Oeste [35].

  • En agosto de 2004, ILA aprobó planes para construir 200 viviendas en el asentamiento de Har Gilo, como parte de la fase uno de un plan global para construir 1.084 nuevos apartamentos dúplex. Esta colonia se estableció en 1972 en terrenos pertenecientes a Beit Jala y Al-Walaja. En abril de 2005 se inició la construcción, no de 200 sino de 286 viviendas que ya están casi terminadas, por lo que ya se han iniciado también los preparativos para la segunda fase de 480 viviendas más.

  • En junio de 2006 se fundó el asentamiento de Givat o Nof Yael, en Walajeh, cerca de Bethlehem, al interior y sobrepasando los límites de la Municipalidad de Jerusalén Oeste, con 13.600 viviendas para unos 60.000 colonos, en una superficie de 2.000 dunums de tierra, con objeto de vincular Jerusalén y el bloque de Etzion. También hay planes para confiscar unos 2.100 dunums de tierras del pueblo para la construcción del muro de separación. En el caso de que se lleve adelante, el pueblo quedará con sólo 2.400 dunums.

  • La carretera de circunvalación que Israel está construyendo en Jerusalén tiene por objeto reforzar los asentamientos israelíes, conectarlos con Jerusalén oeste y consolidar el control de Israel sobre las ocupadas zonas palestinas de la ciudad. El proyecto tiene prevista la confiscación de 1.237 dunums de tierra de propiedad privada palestina y la demolición de viviendas palestinas. La carretera de circunvalación se compone de dos sectores principales, una carretera este y una carretera oeste, con tres extensiones, la carretera del Train, al sur; la carretera número 9, en el centro; y la carretera número 20 en el norte. Ya se han completado todos los sectores de la carretera de circunvalación excepto 11,5 kilómetros del anillo este que requiere la construcción de tres túneles y cinco puentes, pues atraviesa varios barrios palestinos densamente poblados. Esta carretera va desde Az-Zaim, A-Tur, Ras Al-Amud, Al Izzariyya, Abu Dis, Sawahreh Al-Gharbiya, Al Qunbar, y Sheikh Saad hasta Sur Baher.

    Además de apoyo a la construcción privada de los grupos de colonos en Jerusalén Este, el Estado también proporciona a los colonos del Jerusalén Este servicios de seguridad privada. La protección de 2.000 colonos cuesta al gobierno una media de 38 millones de NIS al año que salen del presupuesto del Ministerio de Vivienda. El 14 de enero de 2008, en una sesión del Comité de Finanzas de la Knesset se aprobaron 15 millones de NIS más para estos servicios, destinados específicamente a la protección de nuevas colonias en Abu Dis y en el Monte de los Olivos [36].

NOTAS:
  1. ® Peace Now, Eliminating the Green Line, August 2008.

  2. ® Haaretz, 3 de noviembre de 2005.

  3. ® Haaretz, 26 de abril de 2006.

  4. ® Moridot, Gilo oeste.

  5. ® Ir Amim, State Funding of Security for East Jerusalem Settlers, 2008.


  El Muro de separación alrededor de la ciudad. Jerusalén cercada.
  • Después de que la construcción del muro de separación hubiera de ser detenida durante varios meses por problemas de presupuesto, se anunció, a mediados de febrero, que se asignaban 250 millones de NIS para la reanudación de la construcción, gran parte de la cual estaban destinada específicamente a rodear Jerusalén.

    Desde Cisjordania existen en la actualidad 12 carreteras y pasos fronterizos para entrar a Jerusalén. El tráfico palestino hacia Jerusalén se encuentra limitado a cuatro pasos con barrera: desde el norte, Qalandia; desde el sur, Gilo; desde el este, Shufat Camp; y desde el oeste Ras Abu Sbeitan para los peatones residentes en Abu Dis y Al-Izzariyia. Las otras ocho vías y puntos de acceso a Jerusalén, ahora cerrados a los palestinos de Cisjordania, y que permanecerán abiertos para los israelíes y no israelíes con visados válidos, son: Ar-Ram; el pasaje comercial de Beitunia; Hizma; Az-Zaim; los túneles que unen el norte y sur en la carretera 60; Ein Yalo, junto a Gilo; Ramot Alon; y Bir Nabala-Atarot. Además hay previstos cuatro pasos más: cerca de Bethlehem, en Ras Al-Amun, en Nabi Samwil y en Shikh Saad/Jabel Mukabber [37].

  • El Muro en torno a Jerusalén, una vez terminad, tendrá una longitud de 167,3 Km, incluidas las áreas E-1 y Maale Adumim. Hasta el momento se estima que se ha completado el 50% de la construcción [38].

  • En la zona de Jerusalén por el momento el muro anexa de facto 228,2 Km², el 3,9% de Cisjordania. Separará, o aislará del resto de Cisjordania a unos 230.000 palestinos jerosolimitanos y separará todavía más a dos millones de palestinos que viven en el lado oriental de la Muralla, del Jerusalén Este. De hecho, el muro anexará de facto a Israel los tres principales bloques de colonias que rodean el área metropolitana de Jerusalén Este: Givon, Adumin y Etzion, tierras que son fundamentales para el crecimiento de la población palestina y su desarrollo económico [39].

NOTAS:
  1. ® UN OCHA, Humanitarian Updates.

  2. ® Ir Amim, Progress of the Separation Barrier in Jerusalem; July 2008.

  3. ® PLO-NAD. Barrier to Peace: Assessment of Israel Wall Route, July 2008.


La ciudad antigua.
 
  Población y superficie de la Ciudad Antigua.
Fundada hace alrededor de 4.000 años a. C., la Ciudad Antigua está dividida en cuatro barrios: musulmán, cristiano, judío y armenio. Las actuales murallas que rodean la Ciudad Antigua fueron construidas por el sultán otomano Suleiman Al-Qanouni, en 1542. La muralla tiene una longitud de aproximadamente 4 Km y rodea una superficie de apenas 1 km².

Población y superficie de la Ciudad Antigua.



Fuente: Jerusalem Institute for Israel Studies, Statistical Yearbook of Jerusalem, 2007/08.


La Ciudad Antigua de Jerusalén forma parte del Patrimonio de la Humanidad desde 1982 y del Patrimonio de la Humanidad en peligro.


  Las puertas de la Ciudad Antigua.
La Ciudad Antigua alberga 25 mezquitas, 65 iglesias y 20 sinagogas. Las murallas que rodean la Ciudad Antigua de Jerusalén tienen 11 puertas, siete de las cuales se encuentran abiertas en la actualidad: la Puerta de Damasco, la Puerta de Herodes, la Puerta de Jaffa, la Puerta de Zion, la Puerta de Al-Mahgarbeh, la Puerta de los Leones/Puerta de San Esteban y la Puerta Nueva. La Puerta de Oro está cerrada, fue sellada durante las Cruzadas.

Puertas abiertas:

  • La Puerta de Damasco: situada en el sector norte, es la principal puerta de entrada a la Ciudad Antigua de Jerusalén. Fue construida en 1542 por el emperador otomano Suleiman el Magnífico. Los árabes la llaman Bab Al-Amud, Puerta de la Columna, debido a un pilar que había allí en la época bizantina. Está formada por una gran puerta en el centro destinada a personas de alta posición social y dos más pequeñas, a los lados, para los plebeyos.

  • La Puerta de Jaffa: se le dio este nombre porque está en la carretera que conduce a la ciudad de Jaffa. Por la misma razón se la llama también en árabe Bab Al- Khalil (Puerta de Hebrón). Es la única puerta que se encuentra en el lado oeste de la Ciudad Antigua. Cuando visitó la ciudad el Kaiser alemán Guillermo II, en 1898, se derribó una parte baja de la muralla y se rellenó el foso de los cruzados de la ciudadela. Fue por aquí por donde entró el general Allenby en Jerusalén en 1917.

  • La Puerta de los Leones, llamada también Puerta de San Esteban porque según la tradición, San Esteban fue martirizado cerca de allí. Y se llama Puerta de los Leones por los cuatro leones que la decoran por la parte exterior. Se la llama también Puerta de Santa María pues está próxima a la tumba de Santa María. Es la única puerta que se abre al este de la Ciudad Vieja.

  • La Puerta de Zion: situada sobre de la muralla sur, fue construida por Suleiman el Magnífico en 1540. El nombre le viene de la creencia de que la extensión sur de la colina cercana era el Monte de Zion bíblico. Los árabes la llaman Bab Navi Daoud, lo que significa Puerta del profeta David porque según la tradición, la tumba de David se encontraba cerca del Monte Zion. En la Edad Media se la llamaba también Puerta del barrio Judío pues por ella se llegaba a la zona judía de la Ciudad Vieja.

  • Puerta de Dung o Puerta Al-Magharbeh. Se encuentra en la muralla sur y es un importante paso para los vehículos. Su nombre se deriva del hecho de que en el siglo segundo se sacaban las basuras fuera de la ciudad por esta puerta. El nombre de Puerta Al-Magharbeh procede de la historia de los moros de la zona.

  • Puerta de Herodes. Es la entrada al barrio musulmán desde la muralla norte. Le dieron este nombre de los peregrinos que, erróneamente, creían que conducía hasta el palacio de Herodes. En árabe se la conoce como Bab Az-Zahra o Puerta de las Flores.

  • La Puerta Nueva. Llamada así por ser de construcción relativamente reciente, 1889, con el permiso del Sultán Abdul Hamid II. Está situada en el ángulo noroeste de la ciudad y conduce al barrio cristiano. Durante la guerra árabe-israelí de 1948, cuando Jordania ocupó Jerusalén Este, que incluía la Ciudad Vieja, la puerta fue sellada y se reabrió en 1967, tras la ocupación de Jerusalén Este por Israel.

Puertas cerradas:

La Puerta de Oro: es la más antigua de las puertas actuales. Probablemente fue construida en el 520 d. C sobre las ruinas de una puerta anterior. Otra teoría sugiere que fue construida en la última parte del siglo VII por artesanos bizantinos contratados por los califas Omeyas. En árabe se la conoce como Bab Al-Rahmeh (Puerta de la Misericordia). Según la tradición judía, Jesús habría entrado en Jerusalén por esta puerta. Se cree que los musulmanes la sellaron durante el dominio del Sultán otomano Suleiman el Magnífico (1520-1566), para impedirle entrar.



  Asentamientos dentro y alrededor de la Ciudad Antigua.
La Ciudad Antigua, la aldea contigua de Silwan y, más recientemente, los barrios de Ras Al-Amud, Sheikh Jarrah y Musrara están expuestos a los grupos de colonos judíos extremistas como Elad, Ateret, Cohanim, Hay VeKayam y Amana, que gozan del apoyo del gobierno en sus esfuerzos por hacerse con tantas propiedades de los palestinos como sea posible, y formar un anillo de colonias alrededor y en el interior de la Ciudad Antigua, con objeto de evitar la división de la ciudad por la frontera de 1967 y preservar el control israelí sobre los más significativos lugares santos y turísticos. En la actualidad, sólo en la Ciudad Vieja hay aproximadamente 600 colonos que viven en cerca de 70 puntos fuera del Barrio Judío.

Colonos judíos fuera de los asentamientos principales en Jerusalén Oriental se pueden encontrar: en el barrio musulmán; en el barrio cristiano, el albergue de St. John; en Burj Al-Laglag, junto a la Puerta de Herodes, y dos hoteles en la plaza Omar Ibn Khatabb, cerca del lado interno de la Puerta de Jaffa, al parecer comprado a la iglesia ortodoxa griega, dentro de la Ciudad Vieja. Y en los alrededores, en la Ciudad de David (Silwan), Bet Orot (Monte de los Olivos), Maale Hazeitim (Ras Al-Amud), Shimon Hazadik/Shepherds hotel (Sheikh Jarrah), y Ath-Thori (Abu Tor).

Por añadidura, el gobierno israelí ha puesto en manos de la organización de colonos Ateret Cohanim un nuevo proyecto para recuperar una vieja cantera de 3000 años de antigüedad que se encuentra bajo el barrio musulmán. En febrero de 2007 comenzaron las excavaciones junto a Al-Buraq Wall, lo que acarreó la destrucción de un histórico puente peatonal que unía el barrio de Mughrabi con la Puerta de Mughrabi, la Puerta de Al-Haram Ash-Sharif que daba al oeste y su posterior reconstrucción.


Políticas municipales de Israel.
Para empezar, los palestinos de Jerusalén son considerados como israelíes residentes y no como ciudadanos, y están sometidos a la ley, la policía y los tribunales israelíes.

  Presupuesto municipal, impuestos e infraestructuras.
Los habitantes árabes de Jerusalén son el 33% de los residentes en la ciudad pero en 2003 sólo se destinó a ellos el 11,72% del presupuesto. Por ejemplo, recibieron sólo 12,1% del presupuesto de bienestar social aunque su tasa de pobreza es más del doble que la de los residentes judíos; 14,75% del presupuesto de educación; 8% para servicios de ingeniería; 1,72% para sociedad y juventud; 1,6% para deporte; 1,2% del presupuesto de cultura y arte; y nada para asuntos religiosos, tutela, seguridad, estacionamiento, o asimilación [40].

Los barrios israelíes de Jerusalén tienen calles pavimentadas, agua y alcantarillado, recogida de basuras, escuelas, parques y normativa de construcción para un desarrollo ordenado de la ciudad. Sin embargo los barrios palestinos adolecen de falta de alcantarillado, escasez de 1.500 aulas (unas 50 escuelas), prácticamente no hay áreas verdes, y un plan de urbanismo, todavía pendiente de aprobación, que permita a los residentes construir viviendas en su propia tierra. Aunque ambas poblaciones pagan impuestos municipales, los palestinos, que son más del 35% de la población de Jerusalén, disponen sólo de alrededor del 10% del presupuesto municipal para servicios [41].

Otra diferencia se refleja en la tasa de pobreza: 68% entre la población árabe, en comparación con el 27% entre la población judía de Jerusalén, (o 77% y 39% respectivamente en el caso de los niños que viven en la pobreza) [42].

Además los palestinos están sometidos a un sistema fiscal injusto, por ejemplo, el impuesto arnona, que les obliga a pagar las mismas tarifas que sus homólogos israelíes cuyo ingreso per cápita es aproximadamente ocho veces superior. El impuesto arnona incluye impuestos residenciales -dependiendo del barrio, la calidad y el estado del edificio, y de su tamaño-, impuestos a las empresas cuya propiedad comercial se clasifica por tamaño y no por la actividad económica o los ingresos. En las mejores zonas (zonas A) el importe promedio de la arnona es de 245 NIS por m². La presión fiscal de la arnona ha obligado a cerrar a muchas empresas palestinas, especialmente dentro y en los alrededores de la Ciudad Vieja.

Igualmente injusto es el tratamiento del Instituto Nacional de Seguros con los palestinos de Jerusalén: sistema de salud y bienestar social cuyas prestaciones incluyen mantenimiento de los ingresos, sustitución de pagos, asignaciones por hijo, pensiones, prestaciones por maternidad, y rehabilitación. Los palestinos -a diferencia de los judíos- tienen que demostrar su residencia en Jerusalén, y hasta que el INS no comprueba la veracidad de las reclamaciones no se pagan las prestaciones. Alrededor del 70% de las reclamaciones investigadas son finalmente aprobadas (B selem). El 7 de abril de 2002, el gobierno israelí aprobó una propuesta de revisión de la Ley Nacional de Seguros para que las familias de los palestinos que murieron como consecuencia de los ataque de Israel no fueran excluidas de los derechos de huérfanos y viudas.

El INS también investiga si los niños cuyos padres son reconocidos como residentes reúnen las condiciones para el seguro de salud. Estos niños permanecen sin seguro de salud hasta que se completa la investigación. Médicos por los Derechos Humanos estiman que en la actualidad hay unos 10.000 niños en Jerusalén Este que no están cubiertos por los seguros de salud.
NOTAS:
  1. ® Meir Margalit. Discrimination in the Heart of the Holy City, Jerusalem: ICCP, 2006.

  2. ® Jerusalem Post, 2 June 2008.

  3. ® Jerusalem Institute for Israel Studies, New data on Jerusalem, 30 May 2008.


  Educación.
El sistema educativo en Jerusalén Este está dividido en escuelas públicas, mantenidas por la Municipalidad de Jerusalén pero con un sistema educativo árabe separado, y escuelas no municipales, que son propiedad y están administradas por las iglesias, el Waqf en coordinación con la Autoridad Palestina, u organismos privados, y prestan servicios a aproximadamente el mismo número de alumnos.

Los planes de estudios en Jerusalén Este son jordano-palestinos (frente al israelí) y no promueven la integración de los palestinos en la sociedad israelí, ni en el mercado de trabajo, ni preparan a los alumnos para los estudios superiores en instituciones israelíes.

Los palestinos en Jerusalén Este tienen estatus de "residente permanente" en Israel, lo que les otorga los mismos derechos sociales reconocidos a todos los ciudadanos, incluido el derecho a la educación pública. La Ley Israelí de Educación Obligatoria exige que todos los niños estén matriculados en la escuela y que asistan a ella. Sin embargo, en la actualidad, sólo aproximadamente la mitad de los niños palestinos de Jerusalén asisten a la escuela pública, mientras que varios miles de ellos tienen que pagar una educación privada, no oficial, asistiendo a las escuelas Waqf, o simplemente no asistiendo a la escuela.

En agosto de 2001, la Corte Suprema de Israel dictaminó que la Autoridad Educativa de Jerusalén debía matricular a todos los niños en edad escolar aún cuando no se dispusiera de aulas para escolarizarlos. También en 2001, el Ministerio de Educación y la Municipalidad de Jerusalén Oeste se vieron obligados por la Corte a asignar fondos para ese fin, y para construir 245 aulas más en los siguientes cuatro años. Sin embargo, en la actualidad sólo aproximadamente la mitad de los niños de Jerusalén Este -unos 39.400 de los 79.000 en edad escolar- estudia en el sistema escolar municipal. A la otra mitad se le ha denegado el acceso a la educación pública gratuita y asiste a escuelas privadas, no oficiales, gestionadas por las iglesias, la Waqf, las Naciones Unidas, u otros grupos palestinos. En muchas de estas escuelas los estudios son muy caros. Aproximadamente 9.000 niños en edad escolar no se encuentran matriculados en ninguno de los sistemas mencionados [43].



Según las cifras de 2006 de la Autoridad de Educación de la Municipalidad de Jerusalén Oeste, en Jerusalén Este actualmente hay funcionando 163 instituciones educativas públicas, 96 de las cuales son guarderías infantiles (94 para niños de 5 años y 2 para niños menores de cinco años); 48 escuelas primarias y secundarias, y 19 escuelas de educación especial. Además funcionan 76 instituciones educativas no oficiales reconocidas, 55 de las cuales son guarderías y 21 escuelas primarias y secundarias. Más de 10.000, de los 65.000 niños de todas las instituciones de Jerusalén Este, asisten a una de las 21 escuelas no oficiales reconocidas, que son establecimientos privados con licencia del Departamento de Educación No Oficial Reconocida del Ministerio de Educación israelí, y la mayoría son gestionadas por organizaciones sin ánimo de lucro [44].



Según el PCBS, en 2006-2007 había 30.609 alumnos palestinos en escuelas no municipales, en la Jerusalén anexionada por Israel; de ellos, 9.006 asistía a una de las 29 escuelas del gobierno; 3.647 a una de las 7 escuelas de la UNRWA; 14.161 a alguna de las 37 escuelas privadas; y 3.795 a guarderías privadas [45].

En el año escolar 2006-2007, estudiaron en el Sistema Árabe de Educación de Jerusalén 76.066, de ellos 55.066 en escuelas municipales (incluidos 14.105 que lo hicieron en escuelas no oficiales reconocidas). El número de alumnos en las escuelas municipales árabes aumentó en un 66%, pasando de 33.200 en 2001-02 a 55.066 en 2006-07 [46].
NOTAS:
  1. ® Ir Amim, The Scandal Continues: An Assessment of the Arab-Palestinian Educational System in East Jerusalem in the 2007-2008 School Year, Sept. 2007.

  2. ® Wargen, Yuval, Education in East Jerusalem, The Knesset Research and Information Center, Jerusalem, Oct. 2006, quoted in Hever, Shir. The Economy of the Occupation 13-15: Report on the Educational System in East Jerusalem. Jerusalem: Alternative Information Center, 2007.

  3. ® PCBS, Jerusalem Yearbook No. 9, 2007.

  4. ® Jerusalem Institute for Israel Studies, Jerusalem Facts and Trends: Arab Education, Jan. 2008.


  Transporte.
En enero de 2004, el Ministerio de Transporte, la Municipalidad de Jerusalén y la organización Plan Maestro para el Trasporte en Jerusalén lanzaron un proyecto de transporte público para los barrios rurales. En 2006, el número de viajes diarios alcanzó los 4.461 y el número de viajeros, 85.000. Para el año 2007, circulaban en Jerusalén Este 269 autobuses (249 pequeños y 20 grandes) que proporcionaron 5.778 plazas, en 330 paradas de autobús, una cuarta parte de ellas con marquesinas [47].

El proyecto de tren ligero es vendido como una necesidad ecológica y económica para disminuir la congestión en Jerusalén y como un proyecto beneficioso y útil para las colonias judías y para algunos barrios palestinos. No hay duda de que se trata de proporcionar comunicación entre las colonias de Jerusalén Este y el centro de la ciudad de Jerusalén Oeste [48].

El plan en su totalidad está en contradicción con la Ley Internacional que estipula, entre otras cosas, que "todas las medidas adoptadas por Israel para modificar el carácter físico, la composición demográfica, la estructura institucional, o el estatuto de los territorios palestinos, incluido Jerusalén, no tienen validez legal [49].
NOTAS:
  1. ® Jerusalem Institute for Israel Studies, The City in Numbers-Public Transportation in East Jerusalem, 2008.

  2. ® Neve Yaacov, Pisgat Zeev, French Hill, Maalot Dafna, and Ramot.

  3. ® Resolución 465 del CSNU de 1 de marzo de 1980.


[email protected]