Artículos
De la brecha digital a la exigencia de un amplio movimiento de solidaridad
Autores corporativos:
Comité de Servicios de los Amigos Americanos (canal)
Fondo de Solidaridad Digital (autoría)

   Descripción    Clasificación   
Entradilla:
La mayor parte de la población mundial no tiene acceso a líneas telefónicas; mucho menos a un ordenador. Sociedades enteras se encuentran marginadas de las redes mundiales de comunicación.
Es la llamada "brecha digital". Frente a ella, una iniciativa de la sección de Nuevas Tecnologías de la Información y de la Comunicación (NTIC), de la Nueva Alianza para el Desarrollo de África (NEPAD) impulsa el "Fondo de Solidaridad Digital".
Introducción/Descripción:
Con los últimos avances en el desarrollo de tecnologías y medios de comunicación, asistimos al nacimiento de una sociedad de la información que, a la vez que transforma nuestra forma de comportarnos en el ámbito público y privado, crea nuevas oportunidades sociales, políticas, económicas y culturales en todo el mundo. Al mismo tiempo, esta revolución mundial deja de lado a millones de hombres y mujeres (los pobres digitales), la gran mayoría de los cuales vive en países en desarrollo o en zonas rurales aisladas.

Diferentes estudios económicos y sociológicos han demostrado que en muchos países la brecha digital limita el desarrollo del capital intelectual, acentúa el retraso económico y representa un factor de exclusión de los procesos mundiales de intercambio. A menudo, esta brecha digital aviva además la incomprensión entre culturas y civilizaciones.

El Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo constata el fracaso de los países en desarrollo a la hora de acceder a los cambios tecnológicos y alerta a la comunidad internacional del aumento de las disparidades entre los países ricos y los que no disponen de competencias básicas, recursos o infraestructuras. La mayor parte de la población mundial no tiene acceso a líneas telefónicas y, todavía menos, a un ordenador. Por consiguiente, sociedades enteras se encuentran marginadas a la periferia de las redes de comunicación.

Para frenar el incremento de las disparidades digitales entre los países y en el interior de un mismo país, las declaraciones de intenciones no son suficientes. Es necesario intervenir con rapidez. Dar respuesta al déficit de servicios básicos, invertir en la alfabetización informática y ampliar el alcance de los flujos de información constituyen un cometido fundamental, que sólo podrá llevarse a la práctica con un esfuerzo mundial de solidaridad entre las ciudades, las regiones, los estados, la sociedad civil y el sector privado.

Para completar los mecanismos de financiación existentes, tanto nacionales como internacionales, la creación de un Fondo de Solidaridad Digital, que se sustenta a partir de contribuciones voluntarias y actúa de forma rápida y transparente, representa una respuesta a la desigual distribución de tecnologías de la información y la comunicación (TIC). La labor del nuevo Fondo de Solidaridad Digital es promover y financiar proyectos articuladores que puedan ofrecer una oportunidad de entrar en la sociedad de la información a las poblaciones menos favorecidas.

Objetivos del Fondo de Solidaridad Digital.

La transformación de la brecha digital en oportunidades digitales para promover la paz, el desarrollo sostenible, la democracia, la transparencia y la buena gobernancia constituye el objetivo fundamental del Fondo de Solidaridad Digital.

En sus actuaciones, el Fondo de Solidaridad Digital se basa en la cooperación tradicional Norte-Sur, aunque la completa con una creciente cooperación entre el Sur emergente y el Sur menos avanzado, a menudo más adaptado a las realidades locales.

Los fondos recogidos se utilizan para apoyar proyectos orientados a la reducción de la brecha digital, sobre todo por medio de la financiación de:

  • Proyectos articuladores con un fuerte impacto en las actividades socioeconómicas que respetan la diversidad cultural;

  • Demanda no solvente para crear nuevas actividades y, a más largo plazo, nuevos mercados con la consiguiente generación de empleos estables;

  • Desarrollo de infraestructuras;

  • Habilitación de equipamientos adaptados;

  • Desarrollo de contenidos locales, aplicaciones y servicios para las administraciones y las comunidades (sanidad, educación, etc.), especialmente para los grupos marginados (mujeres, personas discapacitadas, etc.);

  • Formación de recursos humanos y lucha contra la migración intelectual.

Más información: http://www.dsf-fsn.org/sp/15c-sp.htm
URL:
http://www.revistafuturos.info/futuros_8/brecha.htm
Publicado en:
Gloobalhoy nº5 ; Revista Futuros
Secciones GloobalHoy:
200- Sociedadela-información
[email protected]