Artículos
La batalla de los wayuú frente a la guerra y las trasnacionales: Para la Guajira de las transnacionales y los megaproyectos el Pueblo Wayuú sale sobrando
Autores corporativos:
Fundación Hemera: comunicación, vida y desarrollo (autoría; canal)

   Descripción    Clasificación   
Lugar:
Guajira (Colombia)
Fecha:
19 de Agosto de 2008
Entradilla:
Viven y resisten en medio del conflicto, la explotación minera y la implementación de megaproyectos auspiciados por el gobierno y ejecutados por empresas trasnacionales.
Introducción/Descripción:
Los indígenas wayuú viven y resisten en medio de la explotación minera, la proyección turística y megaproyectos de infraestructura, que cuentan con auspicio del gobierno nacional y los ejecutan e implementan empresas trasnacionales. Los wayuú rechazan que su territorio se convierta en un emporio comercial que a ellos sólo les deja pobreza, exclusión, vulneración de sus derechos y resquebrajamiento de sus valores culturales.

La Guajira sobresale por sus grandes riquezas minerales representadas en la mina de sal de Manaure, el yacimiento carbonífero El Cerrejón e importantes zonas de explotaciones gasíferas e hidrocarburíferas, localizadas principalmente a lo largo del litoral de la Costa Caribe colombiana.

Según la Fuerza de Mujeres Wayuú, estas riquezas, son potencialidades que presenta La Guajira, las cuales le convierten en un departamento privilegiado para que sea objeto de los intereses transnacionales que derivan en su militarización y en la penetración de grupos armados ilegales que operan en razón de los interese capitalistas; así mismo permite que haya intercambio de contrabando de armas, la entrada de precursores químicos y la salida de drogas ilícitas hacia Europa y Norteamérica.

La Guajira es un importante destino turístico, y en los últimos años se ha destacado por la implementación del proyecto de energía eólica, gracias a las fuertes corrientes de vientos que recibe de manera permanente, indica la Fuerza de Mujeres Wayuú, una organización que ha promovido la defensa de los derechos humanos del Pueblo Wayuú.

Esta organización indígena realizó y presentó un estudio con respecto a las empresas trasnacionales que operan en sus territorios y los grandes megaproyectos en curso. El estudio describe los movimientos de estas empresas, evidencia su responsabilidad en la violación de Derechos Humanos contra los wayuú y un amplio contexto de cada una de estas empresas.

El propósito de la organización, al realizar la investigación, es acusar a las empresas: Bhp Billiton, Xstrata Plc, Glencore Ag, Anglo American Plc y El Cerrejón ante los jueces del Tribunal Permanente de los Pueblos que hace apenas tres semanas sesionó en Colombia; juzgando precisamente el accionar de las empresas trasnacionales y su implicación con la violación de los derechos humanos de los pueblos indígenas.

Paralelo al impacto de las trasnacionales y megaproyectos el estudio presenta un amplio contexto del Pueblo Wayuú en todos sus aspectos; cultural, cosmogónico, demográfico; sus estructuras sociopolíticas y económicas, sus formas de vida y su cosmovisión. En la cosmovisión Wayúu se destacan Maleiwa, deidad creadora de los Wayúu y fundador de la sociedad; Pulowi y Juyá, asociados a la generación de la vida; Pulowi, la mujer, se asocia a la sequía y los vientos; Juyá, su esposo, es un errante que caza y mata; Wanülü representa el mal de la enfermedad o la muerte.

También describe la espiritualidad wayuú y sus percepciones de la vida y la muerte: los wayuú no concluimos el ciclo de vida con la muerte ya que la gente continúa relacionada con los huesos del difunto. Los entierros son acontecimientos importantes en los que los parientes del muerto actúan de determinada manera. Esta relación con los muertos representa un elemento esencial en nuestro sentido de pertenencia e identidad, en la noción misma del territorio, pues los wayuú somos de donde son nuestros muertos.

Describe las principales actividades de subsistencia de esta etnia; el pastoreo se constituyó en un elemento determinante en la estrategia de resistencia del pueblo Wayúu frente a la invasión europea. Esta actividad se ha intentado mantener en la actualidad, pero ha sido difícil a causa de los grandes impactos (tanto económicos, como ambientales y culturales) ocasionados por la explotación del petróleo en el golfo de Maracaibo y por la extracción del carbón en El Cerrejón.

Otra fuente de subsistencia ha sido la explotación de la sal en Manaure, actividad que ha sido realizada por los Wayúu desde antes de la llegada de los españoles. Sin embargo, en 1968 las salinas fueron asignadas para su administración al Instituto de Fomento Industrial (IFI), lo que generó conflictos y tensiones sociales. Actualmente la explotación de la sal se hace de manera mecanizada o artesanal; en esta última tenemos participación y la realizamos utilizando charcas de las que se sacan dos cosechas anuales.

Vulneración a los derechos del pueblo Wayuú.

El accionar trasnacional ha afectado al pueblo wayuú, según el estudio, en su estructura sociocultural; en primer lugar debemos señalar que el Pueblo Wayuú fue afectado en su autonomía y unidad, pues para iniciar los trabajos de exploración y posteriormente los de explotación, el Estado y las empresas implementaron varias estrategias encaminadas a obtener por medios engañosos el consentimiento de algunas de las comunidades que habitaban las zonas más relevantes.

Para ello enviaron trabajadores sociales, antropólogos; líderes de la comunidad se encargaron de abonar el terreno para las posteriores negociaciones que resultan injustas, en detrimento de las comunidades y del ambiente en general.

También devela como la implementación de megaproyectos -como el puerto Multipropósito Brisa, la represa El Cercado sobre el río Ranchería, el Gasoducto Transnacional, el proyecto Jepirrachi de generación de energía eólica- afectan considerablemente a los wayuú.

A causa del accionar de las trasnacionales y la implementación de megaproyectos en la región los wayuú han padecido: destierro, desplazamiento, pobreza y fragmentación cultural.

Los impactos negativos de los megaproyectos y trasnacionales.

Los impactos ambientales y los daños a la salud de los wayuú ocupan, en gran parte, la atención del estudio. La realidad de las comunidades y estudios contratados por las propias empresas han evidenciado que uno de los problemas ambientales más graves de la explotación del carbón es la emisión de material particulado a la atmósfera, lo que ocasiona, tanto a los mineros como a las personas que se encuentran cerca de estos procesos, la exposición a diferentes contaminantes incluyendo el polvillo mineral residual, produciendo daños irreparables en su salud, indica la Fuerza de Mujeres Wayuú.

Las principales enfermedades relacionadas con la explotación del carbón en La Guajira son, según el estudio, las infecciones respiratorias, cutáneas y oculares. Éstas son causadas por las partículas contenidas en el polvillo y los gases carboníferos y por la ingestión del agua que ha sido contaminada por varias de las actividades de la mina. Las enfermedades respiratorias son la primera causa de muerte en la región, según datos oficiales.

Enfatiza en que los wayúu sufren los efectos causados por las minas de carbón; dolores de cabeza, infecciones respiratorias, asma, diarrea, parásitos y mala nutrición, son las principales causas de las enfermedades en los resguardos.

Otros impactos que afectan al Pueblo Wayuú.

El accionar de las trasnacionales y la implementación de megaproyectos en territorios wayuú ha traído consigo, según la Fuerza de Mujeres Wayuú, otros aspectos y elementos que afectan, notoriamente los principios y valores culturales de su etnia.

La militarización, por ejemplo, contraviene las cualidades originarias al igual que las características socio-culturales del Pueblo Wayuú y da pie para que se haga una interpretación literaria de un pueblo guerrero, consideración holista errada, ya que este pueblo indígena posee conocimientos ancestrales que orienta su actuar, de tal manera que existen medios tradicionales como la palabra, a través del cual se tratan y solucionan los asuntos internos.

El estudio señala que es de considerar que este pueblo posee la cualidad resolutiva hasta última instancia por intermedio de mecanismos históricos adoptado ancestralmente para garantizar su permanencia como cultura.

También ha afectado la libre circulación de los pobladores de la Guajira. La red de infraestructura que se ha construido para facilitar las actividades de la explotación minera es de carácter privado, por lo cual éstas son restringidas totalmente para la población, tales como el ferrocarril y el puerto; respecto de algunas vías se permite el uso público, pero con estrictas restricciones, tales como el cierre de las mismas en un determinado horario y los peajes indica el estudio.

Interrupción en las comunicaciones.

La organización indígena señala que la consolidación del área de explotación minera ha generado un impacto negativo en las comunicaciones de los pueblos indígenas y comunidades afrodescendientes; por el hecho de que caminos que utilizaban para desplazarse entre comunidades fueron interrumpidos de manera permanente, eliminando la posibilidad que tenían de intercambiar productos con otras poblaciones.

Impacto cultural.

Según el documento, el desarrollo instaurado por las trasnacionales y los megaproyectos trastoca los cimientos culturales de los wayuú y de las comunidades afrocolombianas asentadas en la Guajira. Varias de las costumbres ancestrales de estas comunidades habitantes de la zona de influencia del complejo minero han desaparecido paulatinamente, pues su práctica se ha imposibilitado a causa de los bruscos cambios que la explotación de carbón genera en el medio; así, actividades como la caza y la pesca se han disminuido porque no hay acceso a los lugares en que se practicaban o porque las especies silvestres han desaparecido o migrado.

Los encuentros de carácter económico (intercambio de productos) o cultural se han dejado de producir a causa del cierre de caminos, la privatización de extensos terrenos, la desaparición de comunidades enteras y el desplazamiento de grupos de población.

Los wayuú han sido sistemáticamente marginados de sus territorios tradicionales lo que ha afectado directamente su concepción del mundo y su relación con la naturaleza, y por tanto sus conceptos y usos de la tierra han sido desafiados.

También analiza casos de comunidades y familias que han sido desplazadas, expropiadas de su tierra y en casos aniquilados por los actores armados como sucedió con los habitantes de Bahía Portete, que fueron masacrados, desaparecidos y desplazados de su territorio.

Según el estudio esta masacre fue cometida al ritmo que impuesto por el establecimiento de los grandes proyectos multinacionales en la zona; como las concesiones marítimas petroleras y de gas en las propias aguas wayuú de Bahía Portete, la expansión de la producción carbonífera de El Cerrejón que sale al extranjero por Puerto Bolívar, el parque eólico Jepirrachi, inaugurado apenas cinco meses antes de la masacre por Álvaro Uribe Vélez.

El estudio ofrece los elementos probatorios al respecto.

Finalmente los wayuú presentan una serie de solicitudes ante el Tribunal Permanente de los Pueblos para que se juzgue al gobierno colombiano y a las empresas transnacionales. Y que éste les exija que reconozcan y respeten los derechos a la identidad, a seguir existiendo desde la diversidad, a la autodeterminación de los pueblos, al territorio y la justicia. Que todo daño causado por la implementación de proyectos y megaproyectos en territorios Wayúu y promovidos por empresas multinacionales y trasnacionales debe ser indemnizado, resarcido y reparado según nuestros usos y costumbres.
URL:
http://www.etniasdecolombia.org/actualidadetnica/detalle.asp?cid=6953
Publicado en:
Actualidad étnica ; Gloobalhoy nº14 - 15
Secciones GloobalHoy:
070- Acercando-pueblos
[email protected]