Noticias
Nicaragua: la campaña contra las condicionalidades del FMI continua
Autores corporativos:
Instituto del Tercer Mundo (canal)

   Descripción    Clasificación   
Fecha:
24 de Octubre de 2006
Entradilla:
El próximo 26 octubre, la Coordinadora Civil (CCER) organizará una jornada de movilización nacional con el propósito de respaldar la Agenda Ciudadana "La Nicaragua que queremos" y protestar en contra de las condicionalidades impuestas por el FMI a Nicaragua. La Coordinadora Civil, a pocas semanas de las elecciones nacionales, considera que la Agenda Ciudadana nunca podrá ser realmente llevada a la práctica si no se da en el marco de las condiciones que requiere el país y no de aquellas impuestas por el Fondo Monetario.
Introducción/Descripción:
Los objetivos de esta Agenda y la marcha que recorrerá las principales calles de Managua, tocan aspectos muy sensibles como la demanda de recursos del Presupuesto General de la República para mejorar el acceso y la calidad de la educación, de la salud y de las viviendas.

Se estará solicitando la aprobación de leyes urgentes como la Ley General del Agua, de Igualdad de Oportunidades, de Acceso a la Información Pública, de Fomento a la Producción y Reestructuración de la Dueda Interna, así como la renacionalización de la energía eléctrica, entre otros.

Esta marcha tiene también el objetivo de protestar en contra de las Condicionalidades impuestas por el Fondo Monetario Internacional (FMI) a Nicaragua.

Según Georgina Muñoz de la CCER "la Nicaragua que queremos es posible sin las condiciones impuestas por el Fondo Monetario Internacional. Casi el 80 por ciento de los nicaragüenses vive con menos de dos dólares al día y solamente 6 de cada 10 jovenes van a la escuela. Una de cada tres personas sufre de hambre.

La situación de pobreza en el país y la falta de políticas reales a favor de la mayoría de la población nos ha llevado a posicionar nuestras demandas, basándonos en procesos de investigación y sobretodo desde el contacto directo que tenemos cada día con la ciudadanía.

Desde hace algunos años, nuestras prioridades han sido demandar la reestructuración de la Deuda Interna, por pago de quiebras de bancos privados, la cual es ilegal, como es ilegal la emisión de los Certificados Negociables de Inversión (CENIs), la transparencia en la información pública, principalmente conocer el uso de sobre recaudación de impuestos que tiene que reflejarse en el Presupuesto General de la República y saber como se va a utilizar. Hasta la fecha ha sido imposible tener informaciones al respeto.

Pedimos también el incremento de la inversión en Salud y Educación. Sin estas inversiones es imposible pensar en un verdadero desarrollo para el país".

El economista independiente y miembro de la CCER, Adolfo Acevedo Vogl, recordó como "el 60 por ciento de los hogares más pobres tiene un ingreso promedio por persona menor a $1,17 por día y en estas familias vive casi el 80 por ciento de los niños/as de nuestro país.

Estos mismos niños/as alcanzan a lo sumo una escolaridad de cinco años. Con una escolaridad como esa, la única ocupación que van a encontrar el resto de su vida, van a ser ocupaciones que los van a mantener debajo del umbral de la pobreza y de la pobreza extrema. El gasto de Educación en Nicaragua es exageradamente bajo.

Las condicionalidades del Fondo Monetario establecen e imponen una asignación de recursos que no permite llevar el gasto de educación a los niveles requeridos.

Ningún país en el mundo se ha desarrollado si no ha resuelto primero el problema de la educación. Nicaragua no ha solucionado este problema y hay que plantearlo muy seriamente al Gobierno y al FMI.

Ningún candidato ha explicado como va a hacer para negociar con el FMI para levantar la educación y para asegurarles a todos los niños y niñas de este país una perspectiva mínima de futuro.

Los medios de comunicación y la ciudadanía tenemos que plantearles a los políticos a que se enfoquen en ese asunto fundamental".

Georgina Muñoz siguió en su intervención recordando como la Coordinadora Civil ha tratado de favorecer el debate sobre el proceso de descentralización y de transferencia de recursos a las Alcaldías, como instrumento para el desarrollo nacional, el respeto a la Constitución política en lo relativo a la autonomía municipal y universitaria y la democratización de los diferentes poderes del Estado.

"Muchas de estas demandas- continuó Muñoz - están frenadas en su desarrollo por las condicionalidades que impone el FMI. Existen más de 25 condicionalidades que restringen la inversión en educación, en salud y que restringen conocer los convenios y acuerdos que se firman en el ámbito de los servicios básicos a cambio de de préstamos negociados a espalda de la ciudadanía.

Nosotros vamos a exigir conocer en qué consisten estos convenios y en qué estamos empeñando el futuro del país.

Los acuerdos entre el Gobierno y el FMI cierran oportunidades y amplían la brecha entre ricos y pobres y casi nadie se da cuenta de ese tema. Sólo se ven sus dramáticos efectos en la población.

La Coordinadora Civil, a pocas semanas de las elecciones nacionales y teniendo como reto la implementación de la Agenda Ciudadana "La Nicaragua que queremos", presentada y firmada como compromiso por todos los candidatos a presidente, considera que nunca podrá ser realmente llevada a la práctica si no se da en el marco de las condiciones que requiere el país y no de aquellas impuestas por el Fondo Monetario.

Por este motivo, estamos organizando una marcha nacional de carácter independiente, sin ideologías partidaria, donde se exprese la voluntad política ciudadana de demandar la flexibilización de las condicionalidades del FMI hacia nuestro país y exigir, al futuro gobierno, la capacidad de negociación y transparencia en la información de estos convenios y acuerdos con los organismos financieros internacionales, así como un diálogo abierto y amplio partiendo de las necesidades y propuestas de la Nicaragua que queremos".

Actualmente, la Coordinadora Civil está desarrollando la campaña internacional "No a las condicionalidades del FMI", a través de la cual decenas de miles de ciudadanos de diferentes países están enviando cartas de protesta al Director del Fondo Monetario Internacional (si están interesados/as pueden enviarla accediendo a la página web www.ccer.org.ni).

Todo ese debate está permitiendo generar una conciencia crítica de estos temas en la ciudadanía y en Nicaragua se han levantado más de 20 mil firmas que serán entregadas el día 26 de octubre a la Asamblea Nacional, para hacer prevalecer las demandas.

La marcha tiene también el objetivo, según un documento presentado por la Coordinadora Civil, movilizar a la ciudadanía de forma consciente e informada, para incidir y alcanzar una Nicaragua sin las condicionalidades del FMI.

De la marcha participarán organizaciones de todo el país y también estudiantes universitarios quienes, en las últimas semanas, han desarrollado un minucioso trabajo de levantamiento de firmas en las universidades que serán presentadas a los diputados.

La CCER se pone como objetivo reunir por lo menos a 10 mil participantes en la marcha.

Entre las condicionalidades impuestas por el Fondo Monteraio Internacional (FMI) a Nicaragua se encuentran el congelamiento de la masa salarial del Gobierno y sobretodo de los sectores Educación y Salud, la transferencia de nuevas funciones a las Alcaldías congelando, al mismo tiempo, las tranferencias de recursos económicos, las reformas a la Constitución Política del país para la "revisión" de las asignaciones constitucionales a Universidades de Servicio Público, Municipalidades y Poder Judicial, una profunda revisión del Código Tributario, fijar un techo máximo al Gasto Público, el pago de la Deuda Interna con fondos liberados por el Alivio de la Deuda Externa (supuestamente, estos fondos deberían de utilizarse para las Estrategias para la Reducción de la Pobreza), determinados porcentajes de aumento en las tarifas de los servicios públicos ahora controlados por empresas privadas (un 25% en 2005, 6% en 2006 y luego ajustes automáticos para Unión Fenosa que controla la distribución de energía eléctrica), subordinando a esta condicionalidad a los propios entes reguladores competentes.

Fuente: Asoc.Italia-Nicaragua.
Publicado en:
Gloobalhoy nº8
[email protected]