Artículos
La comunidad Flor de Bosque está en pie de lucha por la recuperación de su territorio ancestral
Autores corporativos:
Plataforma Interamericana de Derechos Humanos, Democracia y Desarrollo (autoría; canal)

   Descripción    Clasificación   
Lugar:
Santa Clara-Pastaza (Ecuador)
Fecha:
29 de Julio de 2011
Entradilla:
La comunidad Flor de Bosque se ha levantado en defensa de su territorio contra la minería que ya ha destruído ríos de la zona y celebrara estos días un evento para conmemorar el fortalecimiento de su lucha.
Introducción/Descripción:
El pasado martes 26 de Julio de 2011, se celebró en la comunidad kichwa Flor de Bosque un importante evento para conmemorar el fortalecimiento del campamento de resistencia que la comunidad viene sosteniendo con miras a la recuperación de su territorio ancestral, ubicado en las márgenes del río Anzu, cantón Santa Clara, provincia de Pastaza.

El evento tuvo por objetivo fortalecer la lucha que la comunidad viene llevando desde hacer varios meses atrás, a través de un acto simbólico de reivindicación de la vigencia de la lucha popular de base para encaminar las demandas de los pueblos indígenas amazónicos por sus territorios, históricamente expropiados por el régimen hacendatario y otros mecanismos practicados en la Amazonía del Ecuador desde hace más de 500 años.

La lucha de Flor de Bosque refresca en nuestra memoria la herencia de lucha de los pueblos indígenas por exigir la posesión de sus territorios, y recuerda de la misma manera el triste proceso histórico de despojo de sus tierras promovido por los gobiernos de turno a través de la implantación del sistema hacendatario semi feudal, la entrada de misiones evangelizadoras a nuestras tierras y el proceso de colonización que, a nombre del desarrollo, pasó por alto el derecho de la población originaria amazónica a sus tierras y la despojó de ellas aduciendo que eran baldías, inhabitadas, abandonadas; durante décadas, a través de distintas artimañas de saqueo voraz de la Amazonia como la fiebre del caucho y la quinina, la evangelización y adoctrinamiento misionero, la ganadería a gran escala, la extracción de madera y fauna silvestre, entre muchas más, la región Amazónica fue vista como fuente de extracción de recursos, mientras sus habitantes, los pueblos indígenas, fueron invisibilizados, desplazados y hasta esclavizados.

Ubicada a orillas del gran río Anzu, principal eje hidrográfico de la zona, la comunidad Flor de Bosque afronta todas las adversidades propias de una lucha nacida en el seno de las bases.

No solo ha debido recuperarse de la destrucción de su campamento de resistencia en dos ocasiones, sino que la comunidad ha sido desatendida y virtualmente abandonada por las autoridades, más aún, ha sufrido el desprestigio de su digna lucha al ser sus dirigentes catalogados como invasores. Frente a ello, la comunidad ha decidido organizarse y reclamar sus justos derechos, para lo cual sostiene este proceso desde hace varios meses con el respaldo de organizaciones sociales aliadas. El significado del evento realizado el
26 de julio reviste, por tanto, gran trascendencia para la lucha de la comunidad, ya que es la oportunidad de dar a conocer ante la opinión pública sus justas demandas por una tierra libre y digna para vivir y cultivar, tanto para sus pobladores como para los hijos e hijas que vendrán. La comunidad busca además refutar a aquellos que han catalogado a sus dirigentes de invasores, ratificando al contrario que están presentes y en pie de lucha, y que los pueblos que luchan por causas justas no tienen por qué ocultarse, no tienen por qué negar sus válidas demandas, no tienen por qué callarse y someterse!

Resulta importante distinguir la serie de intereses ajenos que se discurren alrededor de esta lucha, ya que en torno a estas pródigas y majestuosas tierras, ancestral e históricamente ocupadas por los abuelos y abuelas de los actuales pobladores de la comunidad, una serie de intereses particulares se ciernen intentando desprestigiar y tergiversar la lucha.

Así, respondiendo a intereses personales en detrimento de las demandas colectivas de las bases y organizaciones indígenas, personas particulares de Santa Clara persiguen únicamente el acaparamiento individual de tierras con miras a su posterior compra-venta a través de la lotización de tierras, práctica generalizada en las zonas colonizadas del cantón Santa Clara. Por otro lado, estos intereses privados promueven la extracción de recursos silvestres como la madera, fenómeno que se ha venido dando en los últimos meses a vista y paciencia de las autoridades, y contando incluso con la complicidad de determinadas figuras de los gobiernos locales. Finalmente, a esta serie de amenazas al territorio comunitario, se pretende dar puerta abierta a la entrada de la pequeña minería, que ha destruido ya en la zona ríos limpios y transparentes, como el río Challuayaku, en el sector de Kushillu Urku (http://www.youtube.com/watch?v=xLyTdVb19GI)

Ante lo relatado, la comunidad Flor de Bosque, ratifica en este evento de levantamiento de su campamento de resistencia, su firme disposición a luchar con el respaldo de las organizaciones sociales aliadas, a mantener vigente el espíritu y el sentido de la lucha popular y a mantenerse en pie de lucha por la recuperación y defensa de su territorio. De esta manera invitamos a las organizaciones sociales a conocer y respaldar solidariamente nuestra lucha ya que, Luchar por la tierra es luchar por la vida; Nuestra lucha es como un árbol, crece desde la raíz hasta llegar al tope. Solo así obtendremos la victoria.

¡VIVA LA LUCHA! COMUNIDAD FLOR DE BOSQUE. ¡EN PIE DE LUCHA!
URL:
http://www.pidhdd.org/index.php?option=com_content&task=view&id=2300&Itemid=62
Publicado en:
Gloobalhoy nº27 ; PIDHDD
Secciones GloobalHoy:
110- Sociedad-civil
[email protected]