Noticias
Medio ambiente - Deforestación: Latinoamérica da la nota
Autores corporativos:
Instituto del Tercer Mundo (autoría; canal)

   Descripción    Clasificación   
Fecha:
17 de Noviembre de 2005
Entradilla:
Datos arrojados por un estudio de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación señalan que la pérdida anual de bosques a nivel mundial cubre una superficie similar a la de un país como Panamá. El informe titulado "La Evaluación de los Recursos Forestales Mundiales 2005", recoge datos de los últimos cinco años y muestran que la pérdida anual de bosques asciende a 7,3 millones de hectáreas, siendo América Latina la región del planeta con índices más elevados de deforestación.
Introducción/Descripción:
La Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) publicó el lunes 14 un informe titulado La Evaluación de los Recursos Forestales Mundiales 2005, una investigación llevada a cabo durante los últimos cinco años, acerca de la pérdida de bosques en el planeta.

"La deforestación parece imparable", señala el documento. Los datos arrojados por la investigación muestran que la pérdida anual de bosques en todo el mundo asciende a 7,3 millones de hectáreas, una superficie equivalente a la de un país del tamaño de Panamá. A su vez, el informe muestra a América Latina como la región que padece la mayor tala indiscriminada de árboles.

Cada año, la superficie forestal de nuestro planeta se ve reducida en unos 13 millones de hectáreas, "aunque la pérdida neta es atenuada hasta los 7,3 millones gracias a la reforestación o la expansión natural de los bosques existentes", dice el documento.

Pese a que los datos no dejan de ser alarmantes, cabe destacar que el ritmo de pérdida neta ha descendido en los últimos cinco años frente a la década de 1990, cuando desaparecían anualmente 8,9 millones de hectáreas netas.

La desaceleración se produjo gracias a las cifras del continente asiático, que ha pasado de unas pérdidas anuales de 800 mil hectáreas a ganar un millón de hectáreas, debido a los planes de reforestación a gran escala aplicados, principalmente, por China.

Por su parte, en Europa, los bosques continuaron su expansión y ganaron 661 mil hectáreas anuales entre 2000 y 2005, aunque el aumento se dio de forma más lenta que entre 1990 y 2000, cuando crecieron a un ritmo de 877 mil hectáreas. "Los resultados varían de país en país y mientras en España la superficie forestal ganó 296 mil hectáreas anuales en el último quinquenio, en el Reino Unido aumentó sólo en 10 mil y en Rusia, en cambio, se registró una pérdida de 96 mil hectáreas", muestra el informe.

Los datos desfavorables provienen principalmente de América Latina, región que, con 924 millones de hectáreas, posee el 23% del área forestal de todo el planeta y donde la pérdida neta anual representa el 65% mundial.

La deforestación que cada año sufre América Latina asciende a 4,3 millones de hectáreas, si bien la FAO advierte que muchos de los países más grandes han aportado cifras de pérdidas sin tener en cuenta que muchas zonas taladas se han regenerado.

Brasil, el segundo país más boscoso del mundo detrás de Rusia y poseedor del 52% de las plantaciones de Latinoamérica, es, a su vez, el que sufre la mayor pérdida: 3,1 millones de hectáreas anuales.

El informe resalta que "América del Sur sufrió la más importante pérdida neta de bosques entre 2000-2005, con 4,3 millones de hectáreas, seguida por África, con 4 millones de hectáreas anuales".

De acuerdo a los datos proporcionados por la FAO, que a su vez ha recabado la información de los gobiernos de 229 países, "los bosques cubren en la actualidad cerca de 4.000 millones de hectáreas, el equivalente a un 30% de la superficie terrestre". Los diez países que concentran dos tercios de ese patrimonio son Brasil, Australia, Canadá, China, la República Democrática del Congo, India, Indonesia, Perú, la Federación Rusa y Estados Unidos.

De la cifra total de 4.000 millones de hectáreas, el 36% son bosques primarios, es decir, superficies forestales sin signos visibles de presencia humana pasada o presente. Pero la FAO advierte que esos bosques primarios "están siendo destruidos o modificados a un ritmo de 6 millones de hectáreas anuales, debido a la deforestación o la tala selectiva".

El organismo de Naciones Unidas recuerda que los bosques tienen múltiples funciones, incluidas la conservación de la biodiversidad, del suelo y los recursos hídricos, el suministro de madera y de otros productos, además de servir de áreas de esparcimiento y, lo más importante de todo, son los pulmones del mundo.
Publicado en:
Gloobalhoy nº6
[email protected]