Noticias
Declaración de Rabat: El Islam contra la mutilación genital femenina
Autores corporativos:
Instituto del Tercer Mundo (autoría; canal)

   Descripción    Clasificación    Relacionados   
Fecha:
11 de Noviembre de 2005
Entradilla:
La mutilación genital femenina (MGF), también llamada circuncisión femenina, es sistemáticamente administrada en las culturas islámicas, a pesar de que los eruditos musulmanes han subrayado que no hay ninguna base islámica que favorezca esta práctica.
Introducción/Descripción:
Esta semana, durante dos días, se reunieron en Rabat, la capital de Marruecos, ministros, políticos y líderes religiosos de casi medio centenar de países islámicos, durante la I Conferencia islámica de la Infancia. La "declaración de Rabat" puso especial énfasis en la ablación femenina y en otras prácticas perjudiciales que discriminan a las niñas y que van contra el Islam. La mutilación genital fue condenada por la conferencia, que estuvo a cargo de la Organización de Conferencia Islámica y la Organización Cultural, Científica y Educacional Islámica (ISESCO).

La UNICEF ha considerado que esta llamada de atención, por parte de la Organización de la Conferencia Islámica contra la mutilación genital femenina, es un gran paso en la lucha contra esta práctica.

La Declaración de Rabat llama a todos los estados musulmanes a "tomar medidas que eliminen todas las formas de discriminación contra las niñas y cualquier otra práctica habitual tradicional dañina, como el matrimonio de niñas y la ablación genital femenina". También la protección de los niños "frente a todas las formas de explotación, abuso, tortura y violencia" se convirtió en un punto elemental en la agenda de la conferencia.

La Declaración exige a todos los países islámicos donde se practique la MGF actúen decididamente contra estas tradiciones, que no son islámicas. Le pide también a los gobiernos que "promulguen una legislación y elaboren planes y estrategias nacionales que protejan a las niñas".

También, la declaración de los Ministros se explaya en contra de los asesinatos de "honor" a niñas, una práctica más frecuente en países asiáticos que en los africanos. La conferencia exigió que los estados musulmanes tomen las medidas administrativas y legislativas oportunas para concebir programas adecuados que combatan los crímenes contra mujeres y niñas cometidos en nombre del honor.

Hambre, pobreza y enfermedad.

La agenda de Rabat estableció, asimismo, que se debe destinar los recursos necesarios para el sistema sanitario en los países de la Organización de la Conferencia Islámica a fin de que sea ampliado el acceso a los servicios sociales, se asegure la correcta nutrición y se provea atención médica a los niños.

También se les recordó a los delegados que, en los países islámicos, unos 4,3 millones de niños menores de cinco años mueren cada día de enfermedades evitables y malnutrición, mientras que 6 millones de niños menores de 5 años sufren atrofias en el crecimiento a consecuencia de la malnutrición; casi el 23% de la población total carece de acceso a agua potable y el 45% no dispone de servicios sanitarios.

La declaración se enviará al siguiente encuentro de ministros de Asuntos Exteriores de la Organización de la Conferencia Islámica y a la próxima Cumbre Islámica a fin de aunar apoyo. Con el respaldo de los ministros de los países en materias infantiles, diversos analistas esperan que la Cumbre apruebe la resolución por amplia mayoría.

El Corán y la MGF.

La práctica de la MGF se extiende en más de treinta países de África y el Oriente Medio, además de entre las comunidades de inmigrantes de estos países en Asia, América del Norte y Europa.

Hasta fecha reciente, defensores de la práctica buscaron sugerir que la práctica se encuentra sancionada por el Islam, y la creencia más extendida entre las comunidades menos cultivadas es que es una práctica islámica válida. Sin embargo, el Islam prohibe la mutilación de cualquier parte del cuerpo.

De hecho, el Corán no alienta la MGF. En cierto pasaje, el Profeta, Mohamed advierte a Um Attiyah, una mujer conocida por administrar la MGF y le exige moderación, extirpando sólo la punta [«prepucio»] del clítoris). En rigor, si en alguna parte tolera la práctica, en ninguna parte la exige el Corán.
Actividades relacionadas:
I Conferencia islámica de la infancia
Publicado en:
Gloobalhoy nº5
Notas:
URL de la Declaración: http://www.isesco.org.ma/Children/DeclarationEng.pdf
[email protected]